Jovina Luna no se rinde

El 5 de octubre de 1975 en Formosa, durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón, tuvo lugar la Operación Primicia. Así bautizaron los montoneros a su acción de guerra contra el gobierno constitucional y la sociedad toda. Fue una acción espectacular que incluyó el secuestro del vuelo 706 de Aerolíneas Argentinas, con 102 pasajeros y 6 tripulantes a bordo; la toma del Aeropuerto El Pucú; el ataque al Regimiento de Infantería de Monte 29; y la huida de los guerrilleros en el Boeing 737-200 de Aerolíneas y en un Cessna 182 de cuatro plazas.

En el hecho murieron doce militares (entre ellos, varios conscriptos que se estaban bañando), un policía y tres civiles.

Los atacantes, que sufrieron nueve bajas, contaban con la colaboración de Luis Roberto Mayol, el conscripto que entregó a sus compañeros. Más allá de la espectacularidad de la operación fue un verdadero fracaso para los Montoneros.

Los pocos soldados que estaban en el cuartel ese caliginoso domingo ofrecieron una fiera resistencia. En el fragor del combate, un hecho se destaca.

El enemigo: "­Rendite, dame el arma, que la cosa no es con vos!". Hermindo Luna: "­Aquí no se rinde nadie mierda!". Y mientras alza su fusil una ráfaga de ametralladora lo parte por la mitad.

El negro Hermindo ha cumplido; con las vísceras expuestas se va en sangre. Sus compañeros, alertados, toman posición y se cobran la vida del amigo. Cae el soldado traidor. Los Montoneros huyen. El ataque ha sido repelido.

Descubren una placa

Año 2006. En la Universidad Nacional del Litoral, ciudad de Santa Fe, se descubre una placa recordatoria en la que se rinde homenaje, entre otros, al soldado Luis Roberto Mayol. El entonces miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, participa con una conferencia.

Año 2015. Cuatro décadas han pasado y se cumple el aniversario del combate. En el Colegio N§ 1 Joaquín V. González -ex Colegio Nacional de La Rioja-, la docente Marcela Mejías recuerda al "Negro" Hermindo y su muerte heroica; exhibe su foto en la cartelera con palabras alusivas. Estupor. El gobierno provincial reacciona con un brío digno de mejores causas: instruye sumario administrativo a la docente y a la directora del establecimiento para deslindar responsabilidades. ­Hermindo Luna es un maldito que no merece homenaje alguno!

Muy enojado

El titular de Derechos Humanos de La Rioja, Delfor Brizuela, pone el grito en el cielo. Acusa a la docente Mejías de referirse a las víctimas (así llama a los asesinos de Hermindo Luna) como "subversivos, guerrilleros y asesinos".

Más allá de unos pocos que se solidarizan con Mejías, el asunto pasa sin pena ni gloria. El presidente Macri se desentendió del caso. Los muertos montoneros en el ataque son homenajeados en el Parque de la Memoria de la ciudad de Buenos Aires. Los que mataron a los soldados formoseños están allí grabados en la piedra. Sus familiares directos fueron indemnizados con una suma cercana a los 250 mil dólares.

Año 2019. Jovina Luna es la hermana de Hermindo. Lleva años luchando por hacer saber quién fue. La invitan a la televisión. Los medios nacionales le hacen notas. Por fin fue recibida por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj. Denunció la indignidad de que a los asesinos de su hermano se le rindan honores en el Parque de la Memoria.

Consciente o no, Jovina Luna está dando una pelea que va más allá de su interés familiar. Ante la defección de tantos, se ha hecho cargo de dar la batalla cultural. Cuál prueba viva de los sucesos, anda por el mundo refutando, inequívocamente, la mentira infame del relato setentista. De que fue una guerra y que su hermano murió defendiendo al gobierno constitucional, no se lo contó nadie. La historia (la de los hechos, la verdadera, la que se niega a nuestros niños en las escuelas), como una sombra luminosa, la acompaña a donde va.

.

.

.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...