Ni el frío ni la lluvia  pudieron con la fe de los vecinos

En una conmovedora muestra de fe y devoción, soportando frío, lluvia y aguanieve, que por momentos caía en la zona, los galponenses rindieron culto a su patrono San Francisco Solano, con una procesión que se llevó a cabo el miércoles pasado.

Los actos fueron encabezados por el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello y por el padre Eduardo Pastrana, párroco de la localidad, quienes estuvieron acompañados por otros sacerdotes.

También estuvieron presentes el vicegobernador, Miguel Isa; el intendente de El Galpón, Federico Sacca; legisladores nacionales, provinciales, intendentes y concejales de distintas localidades.

Las actividades religiosas centrales se desarrollaron en el templo que se encuentra en construcción, debido a que el fuerte temblor ocurrido en 2015 daño al antiguo edificio, que tuvo que ser demolido.

Bajo el lema: "Seamos misioneros de nuestra tierra, como San Francisco Solano", los fieles del pueblo, de otras localidades de Salta y de distintas provincias, que llegaron para compartir la celebración, recorrieron las calles de la localidad con la imagen del patrono del folclore nacional.

"Yo he descubierto y tengo una percepción personal de que este lugar ha sido realmente bendecido por la presencia de San Francisco Solano. Aprendí a descubrir la grandeza de su figura, porque hay documentación que comprueba que él estuvo por esta zona y en la ciudad de Salta; además de otros lugares como La Rioja, lo que está más testimoniado. Eso me hizo descubrir un vínculo especial con el pueblo de El Galpón", dijo Cargnello a El Tribuno.

Avanza el nuevo templo

El arzobispo de Salta destacó el avance de la construcción del nuevo templo de la localidad. "Estamos trabajando todos juntos, porque hoy también necesitamos redescubrir la vocación misionera que tenía Solano, los desafíos son distintos, porque él vino a un mundo donde no se lo conocía a Jesús, por lo menos en el ámbito de los habitantes originarios", destacó.

"La construcción del nuevo templo va en un ritmo razonable. Ahora tenemos que embutir toda la instalación eléctrica y vamos a avanzar con la edificación de la secretaría, los baños para el uso de la comunidad y un lavadero al costado. Después nos falta el revoque fino, las aberturas y el piso, que es un desafío lanzado a la comunidad, para que tenga ese sentido de pertenencia, que sienta que es su parroquia y aporte lo que pueda, para comprar los mosaicos y luego colocarlos. Después hay detalles que son caros porque hay que hacer el sagrario, las imágenes, el altar, los trabajos de pintura que se irán haciendo y las molduras. Además hay que terminar la espadaña y colocar las viejas campanas", expresó Cargnello, entre otros detalles.

"El templo se está construyendo con los aportes de la comunidad y de algunos que han dado generosamente. El papa Francisco nos ha contribuido para iniciar la obra, después una persona de buena voluntad, el señor Fili, donó una casa, que hemos podido vender para pagar el techo. Es importante el aporte de los fieles, estamos pidiendo a algunas instituciones y el Gobierno provincial nos ayuda para la construcción", dijo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...