Ediles de Tartagal insisten  con cambiar autoridades

Doddy Omar Arias y cuatro concejales del radicalismo presentaron una nota a la presidencia del Concejo Deliberante de Tartagal solicitando el tratamiento de un proyecto para que el cuerpo convoque a sesión especial y se decida la remoción de las autoridades actuales del cuerpo, encabezadas por Eduardo Leavy como presidente, quien actualmente está a cargo interinamente de la Intendencia.

Sin dudas, la ausencia de Sergio Leavy, intendente electo y actual diputado nacional, es el motivo principal de las arremetidas de la oposición.

La presentación también prevé la remoción del vicepresidente primero, Jorge Luis Gabito, de la vicepresidenta segunda Ramona Jaime y de la totalidad de secretarios (administrativos y legislativos) como también de los asesores legal y contable del cuerpo.

Como era de esperarse, el pedido fue rechazado "in límine" por la presidencia del cuerpo, lo que seguramente le dará más argumentos al asunto que mantiene enfrentado a Arias con la actual gestión comunal desde abril.

Esa fue la fecha en que la mayoría impuso un nuevo mandato como presidente de Eduardo "Chanchín" Leavy, para asegurarse así el sillón del Ejecutivo comunal.

No obstante el rechazo, Arias invitó a los medios de comunicación a esa sesión especial pedida para las últimas horas de hoy, lo que le dio a la situación un final incierto.

Un enfrentamiento de varios meses

Las diferencias internas en el Concejo Deliberante de Tartagal comenzaron en abril, cuando el cuerpo eligió a sus nuevas autoridades con mandato hasta el 10 de diciembre próximo y la mayoría mocionó los nombres de Leavy y de Gabito para ocupar los cargos de presidente y vicepresidente primero.

La situación indignó a Doddy Omar Arias, un incondicional de la gestión hasta ese momento, quien había expresado su intención de ocupar la vicepresidencia primera, lo que le aseguraba quedar al frente de la intendencia toda vez que Leavy se ausentara, pero la mayoría no lo eligió.

"A esta altura de mi vida no voy a convalidar ningún hecho de corrupción ni me voy a hacer cargo de las irregularidades que vengo denunciando desde hace 15 meses", expresó Omar Arias al explicar las razones por las que pasó de ser un incondicional de la administración Leavy a un férreo opositor.

"Me parecía justo que sin ser del bloque del PV, pero al haber acompañado el proyecto siendo el único edil del FG yo pudiera ocupar ese cargo", expresó en abril pasado al justificar sus intenciones de ser vicepresidente primero del cuerpo.

Desde ese momento Arias comenzó a referirse a supuestos manejos espurios de la gestión de gobierno municipal y en el seno del propio cuerpo, lo que lo llevó a elevar un pedido de remoción de autoridades que no prosperó porque el bloque radical también se opuso a ese propósito. El tema se trató en el recinto y la pretensión de Arias perdió por ocho votos a uno.

La semana pasada, esta vez acompañado por el voto de los concejales radicales, Arias solicitó una sesión especial con el mismo fin: remover a las autoridades del cuerpo tartagalense y de todos los asesores.

Franco Hernández, secretario de Gobierno y abogado, consideró que "es una iniciativa que debe ser rechazada porque no se puede pedir el tratamiento de un proyecto cuando el Concejo ya lo rechazó. Volver a tratar ese tema es inaudito, y así lo prevé el reglamento interno".

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...