Se hizo el "chocolate solidario" que lleva 40 años sin interrupciones

Un domingo de agosto de 1979, un grupo de personas con espíritu solidario organizaron un chocolate para celebrar el Día del Niño, el festejo estuvo destinado a chicos de escasos recursos con residencia sobre calle Alberdi al 700.

Esta calle por aquellos tiempos contaba con sus últimas cuadras marcando el final de la zona urbana de la ciudad de Gemes. Por la difícil situación que atravesaban las familias, muchos niños se quedaban sin regalo. Personas como Ramón Valdiviezo o María Lidia Brizuela, por entonces jóvenes veinteañeros, junto a otros amigos de la cuadra, lograron concretar un pequeño sueño, el cual se mantuvo intacto cuarenta años después.

"Éramos muy jóvenes y fuimos entusiasmados por Ramón para hacerles un chocolates a la niños de la cuadra, salimos a pedir colaboración, a las facturas las hicimos en mi casa, todo fue muy artesanal, elaboramos mucho chocolate, no teníamos un regalo para todos, entonces los hacíamos jugar para que se los pudieran ganar, competían en las carreras de embolsados, el huevo y la cuchara, la silla y tantos otros juegos que ya se perdieron", recordó la señora Lidia, quien formó parte de estos agasajos por más de dos décadas.

Por su parte Ramón Valdiviezo, quien sostuvo los festejos por el Día del Niño hasta el día de la fecha, expresó: "Este año celebramos 40 festejos ininterrumpidos por el Día del Niño, desde hace mucho tiempo dejó de ser exclusivo para los niños de la calle Alberdi, son muchos los chicos que se llegan de otros barrios, incrementando la cantidad de participante año a año, estimamos que el pasado domingo hubo alrededor de 5.000 niños, por suerte alcanzó para todos".

Hubo chocolate, facturas, golosinas, el sorteo de juguetes, la presencia de grupos de animación, payasos y conjuntos musicales, fue una fiesta donde no faltaron los peloteros, hubo concurso disfraz, se sortearon bicicletas, concurso de baile, murgas y magos.

Al menos tres generaciones de familias formaron parte de estos chocolates, "hay padres que se llegan con sus hijos, abuelas traen a sus nietos, hay muchas historias detrás de cada sonrisa", finalizó Ramón.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...