Mauricio Macri: “En 2023 vamos a volver al poder en la Argentina”

- ¿Quién cree que se enojó más por lo que dijo el lunes? ¿Alberto Fernández, Cristina Kirchner o Rodríguez Larreta?

- No debería enojarse nadie, porque lo que traté fue de compartir una reflexión sobre lo que estamos viviendo. Tratando de contener la angustia, la preocupación de muchos argentinos por su presente y su futuro. Transmitir una visión de qué deberíamos hacer para que esa angustia baje. La forma es dialogando. La intolerancia no es un buen camino. El oficialismo debería tratar de recuperar la calma, emitir un mensaje de más armonía.

- El que le contestó fue Alberto Fernández, que dijo que la cuarentena sirvió para evitar una catástrofe y mejorar el desastre que usted había dejado...

- Me mostraron el video en el que habló. Me hizo acordar a esa frase que le asignan a (Arturo) Illia, ¿no? Que una nación está en peligro cuando un presidente habla todos los días. No voy a escalar en las respuestas con el Presidente. Estoy tranquilo con lo que dije, lo más importante es esa clase media que está angustiada por su empleo, su futuro, su salud. Lo que necesita es escuchar un mensaje de armonía, sensato, de calma...

- ¿Dónde se rompió con Alberto Fernández? ¿Por qué esa tensión cuando usted habla de él y él de usted?

- No sé qué significa que se rompió. Voy por la vida tratando de transmitir lo que siento. Siendo lo más preciso con el valor de la palabra. Tal vez pequé por hablar poco como presidente. No tengo nada por lo cual velar más allá de eso. Esa es mi tarea. Desde ya, Juntos por el Cambio, como lo dije el 28 de octubre que me vino a visitar a la Casa Rosada: cuando quieras y a la hora que quieras, Juntos por el Cambio se sienta negociar todas las cosas que se puedan negociar, pero con la Constitución sobre la mesa.

- Pero cuando usted dice que en realidad no gobierna el Presidente sino la vicepresidente, me parece que eso a un Presidente no le cae bien...

- Eso es lo que pasa. No puedo decir algo que no sienta que es verdad. Digo lo que piensa que es verdad, y lo que piensa la enorme mayoría de los argentinos, ¿o ustedes no piensan eso?

- Con respecto a la economía, el lunes pareció intentar algún tipo de autocrítica cuando dijo que uno de los problemas había sido ocultar el diagnóstico de lo que habían recibido. ¿Usted cree que la economía que dejó es mejor que la recibió o es peor?

- La economía que dejamos es mejor que la que recibimos. De eso no hay dudas, si mirás números. 11 de agosto, vos mirá el 11 de agosto...

- Pero su gobierno terminó el 10 de diciembre...

- Pero nuestro gobierno, económicamente, terminó el 11 de agosto.

- Eso es una noticia, ¿cuándo dijeron eso?

- Eso lo decidió el mercado. El 12 de agosto dijeron “vuelve el kirchnerismo” y asistimos a una destrucción del dólar, de la Bolsa, saltó el riesgo país...

- Pero el resultado electoral del 11 de agosto lo decidió la sociedad, no los mercados...

- Por supuesto y con todo su derecho, porque la expectativa nuestra no fue satisfecha.

- Pero usted cree que su gobierno terminó el 12 de agosto

- El económico, claro.

- ¿Y el político?

- El 10 de diciembre.

- ¿Cuál es la diferencia?

- Que la economía se maneja con las expectativas. La gente votó por lo que nosotros le dimos o no le dimos el 11 de agosto. El 12 de agosto el mercado tomó una decisión: si se quedaba en la Argentina gobernada por el kirchnerismo o si se iba. Por eso cayó la Bolsa (se llevaron la inversión), aumentó el riesgo país y el dólar subió.

- ¿No puede hacer una evalución de la economía hasta antes del 11 de agosto?

- Vamos, claro que sí. Nosotros generamos una expectativa en base a no haber hecho centro en una Argentina quebrada. No tenía reservas, energía, deudas de todo tipo. Deudas de los jubilados, de los que nos anotició la Corte que había que pagarles a las provincias. Eso fue un déficit de más de seis puntos. Y sin financiamiento que había que recuperar. Y arrancamos habiendo hecho un breve diagnóstico. Apostamos a que la buena esperanza de este cambio nos iba a permitir ir creciendo.

- ¿O sea que se autoengañaron y engañaron a la opinión pública?

- ¿Por qué ponén palabras que yo no digo?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por El Tribuno (@eltribunosalta) el

- Dijo hace un rato que el objetivo es que en 2023 Juntos por el Cambio vuelva al poder...

- Sí, señor. En 2023 vamos a volver al poder en la Argentina.

- ¿Con quién?

- Con el que esté mejor preparado. Yo estoy acá para ayudar a los líderes que tenemos, que son muchos.

- ¿Para ayudar a los líderes o ayudarse a usted mismo?

- Para los líderes que están trabajando. Hoy mi prioridad es la que he dicho y la voy a reiterar. Por eso volví a hablar, para que los argentinos sepan que no los dejé solos como les prometí, que siempre trabajé en el silencio de estos meses para fortalecer Juntos por el Cambio. Es mi prioridad, donde me siento que puedo ser más útil para trabajar por esa persona que espera superarse, mejorar, porque quiere mejorar. Tengo que apoyar a todos los dirigentes.

Lee la entrevista completa en: Infobae

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...