Benjamín Tula, estratega y  ejemplo para los chicos

Benjamín Darío Tula, de catorce años de edad, pocos días atrás se coronó campeón salteño Sub-14 de Ajedrez. Además, quedó en el puesto N°1 del ranking de la Federación Salteña. Desde que comenzó a jugar a los siete años de edad, nunca más paró y fue ganando varios campeonatos y torneos a lo largo del tiempo, lo que para el adolescente representa la mitad de su vida dedicada al ajedrez. Como si fuera poco, en lo que va del año 2020 ya ganó diez campeonatos más.

En diálogo con El Tribuno, el juvenil crack del ajedrez contó sobre sus logros, pero más allá de ello su personalidad lo pinta como un ejemplo a seguir.

Una de las particularidades de la vida de Benjamín es que desde que empezó a practicar la disciplina y a desarrollar su talento innato, fue prácticamente "adoptado" por un grupo de reconocidos ajedrecistas de la Ciudad Termal.

El periodista Rubén Heredia, el bioquímico Dante Dilascio, el doctor Ferrari, el ingeniero Raúl Richi, el Turco Quinteros y su mentor, el doctor Luis Asrín, se juntan religiosamente en el Automóvil Club Argentino todos los días en su tiempo libre a jugar al ajedrez; el joven es parte de este grupo desde hace siete años.

"Con ellos he aprendido y sigo aprendiendo porque saben mucho. Todos me enseñaban cosas nuevas".

"Me encanta juntarme con ellos por las tardes, mientras compartimos me dan consejos, o con solo verlos jugar para mí ya es un honor", aseguró.

"El ajedrez es lo que más me gusta hacer en mi vida", dijo.

A su turno, el mentor del adolescente, el doctor Luis Asrín, señaló: "En este tiempo de pandemia, el ajedrez es el deporte que más ha crecido ya que se puede jugar vía internet a través de la plataforma de lichess que es a nivel mundial".

"Esa plataforma permite también poder jugar con jugadores de todo el mundo y a distintos ritmos, tres, cinco o diez minutos, el tiempo que uno quiera jugar. Eso da un sistema de puntuación Elo, es un método matemático basado en cálculo estadístico que determina la fuerza del rival. Si uno gana, sube el Elo; si pierde, baja el Elo", explicó el médico.

"A través del Elo se puede saber si el rival es un jugador avanzado, un principiante, un maestro fide, o un maestro internacional", agregó.

Ante la pregunta si cómo nació la amistad entre el grupo de ajedrecistas y Benjamín, el mentor expresó: "Nosotros siempre jugábamos al ajedrez, y luego Benja al interesarse por esta disciplina, un día se llegó por el Automóvil Club y ahí empezamos a jugar. Luego fue creciendo una amistad. Además, siempre le paso apuntes, libros y consejos para mejorar".

"Él tiene un gran talento, una habilidad muy especial que le ayudó a crecer rápidamente. Es increíble la capacidad que tiene para jugar y sobre para ganar torneos", destacó.

"A mí me sirvió mucho para la escuela, agiliza la mente, ayuda a resolver con facilidad cualquier ejercicio", dice Benja.

"El ajedrez sirve en muchos aspectos. Desarrolla una capacidad de combinar para resolver problemas, también ayuda a planificar, a controlar el nivel emocional, a desarrollar estrategias; en definitiva, a transitar la vida", destacó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...