Los chilenos deciden en un plebiscito si dejan atrás la Constitución de Pinochet

Comenzó a las 8 de hoy el plebiscito constitucional de Chile, una jornada histórica en la que unos 15 millones de ciudadanos decidirán si quieren iniciar un proceso de reforma de la Constitución del país, que data de la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

La población chilena decidirá si está de acuerdo o no con que una futura convención constituyente se aboque a una reforma de la Constitución Nacional, cuya última elaboración -y por lo tanto la que rige en la actualidad- data de la dictadura pinochetista.

La posibilidad de esta reforma surge del estallido social que comenzó el 18 de octubre de 2019, que unificó a múltiples sectores de la sociedad chilena en un reclamo de normas de igualdad social que la actual carta magna no contempla.

Con un estricto protocolo debido al coronavirus para proteger a vocales y votantes durante el día de la elección, el Servicio Electoral (Servel) informó que las mesas para votar funcionarán de 08:00 a 20:00 horas. mientras que para aquellas personas de 60 años o más se fijó un horario exclusivo, que regirá desde las 14 a las 17, a fin de resguardar su salud en medio de la pandemia. Si alguien menor de 60 años va a votar a esa hora, podrá hacerlo sólo si no hay adultos mayores en su mesa de votación.

También será obligatorio el uso de tapabocas dentro de los centros de votación y se sugirió a los votantes llevar su propia lapicera para registrar la preferencia en las urnas y también para firmar el acta, informó la agencia de noticias AFP.



En caso que la persona olvide su lapicera, el Servel le facilitará uno que posteriormente será sanitizado.

Los sufragantes podrán identificarse mediante pasaporte o cédula de identidad y excepcionalmente se permitirá votar con los documentos vencidos desde noviembre de 2019, entendiendo que la realización de trámites se complica con la pandemia.

Al momento de votar, el elector deberá mostrar su cédula de identidad, que no deberá ser manipulada por el vocal de mesa, colocará su documento en la mesa y deberá quitarse el tapabocas por no más de tres segundos y, tomando una distancia de más de un metro de las autoridades de mesa, será identificado.

Emitidos los votos, el elector deberá mostrarlos doblados y sellados, para que el presidente de la mesa revise que los números de serie corresponden a las cédulas entregadas.

Tras las masivas manifestaciones en Chile en contra del Gobierno y el sistema económico que tuvieron lugar a partir del 18 de octubre de 2019, los reclamos de cambios sociales, políticos y económicos, pusieron en jaque a la segunda administración de Sebastián Piñera y lo llevaron a llamar a un plebiscito para consultar sobre la necesidad de cambiar la Constitución.

En un principio, la votación estaba programada para el 26 de abril pero fue postergada para el día de hoy por la pandemia que ya alcanzó en Chile los 500.542 infectados y 13.892 fallecidos.

Piñera votó y llamó a "todos a que vengan, que todas las voces importan"

El presiente chileno, Sebastián Piñera, votó esta mañana a las 8:35 en un local de votación en la comuna santiaguina de Las Condes y convocó a concurrir a las urnas en forma pacífica y reclamó "que vengan a votar todos, porque todas las voces importan".

El mandatario cambió de domicilio electoral, razón por la que le tocó sufragar en el Colegio San Francisco Los Dominicos de la mencionada comuna, donde fue el votante que abrió la mesa.

Hasta ese lugar llegó Piñera en medio de la expectación periodística y varias medidas de seguridad para votar en el plebiscito para aceptar o rechazar la necesidad de una reforma constitucional que reemplace, luego de 30 años de democracia, a la Carta Magna heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

“Queremos cambiar, modificar, perfeccionar la Constitución (…) queremos que sea un plebiscito que honre nuestra tradición democrática”, indicó Piñera tras sufragar, para lo que es necesario "que vengan a votar todos, porque todas las voces importan”.

Sobre los escenarios posplebiscito, el mandatario hizo un llamado: “Respetemos el resultado, la decisión de la gente… esta noche y en los días que vendrán”, añadió.

“Cualquiera sea el resultado esta noche, no es el fin, es recién el comienzo del futuro”, afirmó el Presidente.

"La inmensa mayoría de los chilenos quiere vivir en paz (...) pero hay un grupo muy minoritario que quiere destruirlo todo, y ese grupo va a intentar obstaculizar pero estoy seguro que no lo lograrán", agregó Piñera, según cita en su portal el diario El Mercurio.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...