No es una novedad que en el mundo del fútbol hay jugadores que dilapidan su dinero y otros que lo invierten para tener un futuro mejor. Darío Benedetto y de Gustavo Bou se asociaron con el empresario del fútbol Christian Bragarnik y compraron acciones del Elche de España.

Bragarnik es el accionista mayoritario de un club que está peleando los primeros puestos hoy de La Liga, pero en el que también participan los futbolistas del Olympique de Marsella y del New England Revolution, además de dirigentes del fútbol mexicano, como los de los Xolos de Tijuana.

“Salió un poco de ellos. Son parte del grupo que me acompaña y trabajamos todos en conjunto. Quisieron entrar y están contentos porque esto es un poco de todos. Entraron con el equipo en Segunda y ha ido bien”, explicó Bragarnik sobre su sociedad con Benedetto y Bou.

El empresario, que aún no explicó su proyecto deportivo a los medios españoles, se mostró feliz por el arranque del Elche en Primera División, pero advirtió de que queda mucha competición por delante.

“Es un torneo duro y tendremos que pelear hasta el final, por la permanencia, pero será más fácil cuando uno comienza bien”, señaló en declaraciones a Radio La Red.

Bragarnik puso especial énfasis en defender la gestión del “día a día” en el Elche “porque no consiste solo en comprar si no en cómo haces las cosas para no endeudarte”.

En cuanto al trabajo de Jorge Almirón, entrenador del Elche, Bragarnik se mostró feliz de su adaptación y defendió que hay que respetar a los técnicos que trabajan “en una línea y con una trayectoria”.

“Todos los entrenadores han tenido malos y buenos momentos y muchas veces depende de la situación en la que se encuentre el club”, concluyó en alusión a la mala etapa deportiva de Almirón como entrenador de San Lorenzo.

La sorpresa de La Liga

“La verdad es que no esperábamos este arranque, pero sabemos que el equipo todavía se va a armando”. Jorge Almirón tiene las cosas claras. El DT del Elche, en el que militan seis futbolistas argentinos, es protagonista de LaLiga con un arranque muy bueno que lo tiene a 3 puntos del líder, el Real Madrid.

Desde que comenzó el torneo, el equipo ilicitano es la principal sorpresa: reúne 10 puntos, producto de tres triunfos, un empate y una derrota. Además, aún tiene pendientes dos encuentros (uno de ellos ante el Barcelona de Lionel Messi), que le podrían dar más puntos.

Nutrido de una legión de jugadores argentinos (llegaron seis refuerzos), Elche va encontrando su potencial y pretende acomodarse a la categoría, tras el ascenso alcanzado, en un playoff de Promoción ante el Girona.

En este mercado de pases arribaron, entre otros, el arquero Diego Rodríguez (Defensa y Justicia), el lateral Juan Sánchez Miño (Independiente), los mediocampistas Iván Marcone (Boca Juniors) y Emiliano Rigoni (Zenit San Petersburgo), más los atacantes Guido Carrillo (Alavés) y Lucas Boyé (Reading). Todos estos jugadores fueron acercados por el empresario Christian Bragarnik, quien posee el paquete mayoritario de las acciones del club.

“Cuando arrancamos el ciclo teníamos once jugadores profesionales y muchos chicos del club. La llegada de los muchachos argentinos, que saben responder a las presiones, nos está dando una buena fisonomía”, sostuvo el exDT de Lanús, Independiente y San Lorenzo, entre otras entidades.

En su primera experiencia en el continente europeo, Almirón reconoció que la Liga “es muy difícil; cada partido es una aventura diferente”, finalizó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...