Diferencias entre los partidos por la eliminación de las primarias

En medio de la pandemia por COVID-19, de incierta conclusión, en el horizonte provincial se asoman las elecciones de medio término del próximo año. La reforma electoral que se insinúa agita el avispero político salteño.

La ronda de recepción de opiniones que hizo la Cámara de Senadores de Salta, para recoger las posturas sobre los cambios que se impulsan al sistema electoral provincial, a través de diversos proyectos legislativos, arrojó diferencias de criterios con respecto a la eliminación de las PASO.

Representantes de diversas fuerzas políticas se manifestaron a favor de la continuidad por considerar que esta instancia posibilita a toda la ciudadanía seleccionar los candidatos y evita que “los dueños de los partidos” digiten las listas y cercenen la participación interna. 

Otros plantearon la necesidad de poner fin al sistema por entender que no dio los resultados esperados y solo favorece a las coaliciones. Consideran que se debe volver a las internas de los afiliados para revalorizar los partidos políticos de la provincia. Además, desde este sector sumaron razones de índole económica que se deben considerar en medio de la crisis que genera la pandemia.

En este sentido, se hizo notar que el costo de las PASO ronda los 800 millones de pesos, una suma que podría ser destinada a las necesidades que tiene el sistema de salud para afrontar las consecuencias del coronavirus.

No obstante, hubo voces que puntualizaron que en política no hay que medir los costos, porque es inversión para calidad democrática.

Al margen de los puntos relacionados con la reformulación del sistema electoral, sí fue unánime la manifestación para que el próximo año se unifiquen las elecciones provinciales con las nacionales, una decisión que depende del Poder Ejecutivo provincial.

En la ronda que llevó adelante el Senado hubo coincidencia además en la necesidad de eliminar la doble candidatura para erradicar la especulación política y avanzar a un nuevo esquema de representación democrática, sobre todo, luego del escándalo sexual que protagonizó Juan Ameri en una sesión virtual de la Cámara baja nacional.

También se coincidió en la necesidad de establecer un esquema de ficha limpia para que se tengan en cuenta los antecedentes penales y las causas judiciales de quienes pretenden ser candidatos a cargos electivos.

Además, se intercambiaron puntos de vista sobre el sistema de votación electrónica y en este tema también hubo diferencias. No tanto por la celeridad en arrojar los resultados del escrutinio, sino porque se trata de un sistema que también es muy costoso y porque las pantallas podrían convertirse en medios transmisores del virus COVID-19.

Los senadores ratificaron la decisión de replantear el sistema electoral, pero subrayaron que debe ser fruto del consenso, un objetivo que en los primeros sondeos no apareció. 

Los 25 partidos que participaron del sondeo (no lo hicieron Izquierda Popular y el PO) quedaron en enviar una opinión final por escrito y mientras ello se concrete, el Senado avanzaría esta semana en otra ronda de opiniones. Esta vez será el turno de representantes del Poder Ejecutivo de expresarse sobre las reformas.

El titular de la comisión de Legislación General de la Cámara alta, Dani Nolasco, pidió celeridad para que se hagan llegar las sugerencias por escrito al recinto.

Mientras tanto, el Gobierno nacional desmintió el fin de semana último que se vayan a eliminar las PASO nacionales. La Secretaría de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior informó que con la Dirección Nacional Electoral trabajan bajo el cronograma electoral vigente y cualquier modificación debe realizarse por ley que sancione el Congreso.

De acuerdo al cronograma nacional vigente, en marzo próximo se pondrán a consideración los padrones provisorios teniendo en vista la realización de las PASO en agosto del próximo año.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...