Abrazo simbólico al hospital Melchora Figueroa de Cornejo

Personal de la salud del hospital Melchora Figueroa de Cornejo realizó un emotivo abrazo simbólico al nosocomio.

Gerencia, médicos, enfermeros, cocineros, planchadoras, personal de limpieza y de la administración, todos tomados de las manos los unos con los otros y con las sirenas de las ambulancias, realizaron un recorrido alrededor del hospital. El objetivo fue apoyar a la actual gerencia a cargo del doctor Alejandro Peso y pedirle a la comunidad que tome los recaudos necesarios y evite salir a las calles para mermar los contagios de COVID-19.

"Necesitamos ahora más que nunca todo el apoyo de la gente, somos muchos los que estamos trabajando en conjunto para la comunidad", señaló a El Tribuno María de los Ángeles Romano, trabajadora del área social del nosocomio.

"Nosotras somos del sector del planchado y estamos apoyando el abrazo simbólico hacia nuestra institución", expresaron desde otra área.

A su turno, el personal de enfermería manifestó: "Agradecemos de corazón el apoyo, estamos trabajando al cien por ciento. Acá no hay horarios, no hay fechas, no hay feriados y estamos abatidos porque la gente no nos está colaborando en el sentido de cuidarse a sí mismas".

"Por eso es que necesitamos que por favor se queden en sus casas. Estamos trabajando a todo pulmón de día, de noche y nuestro gerente trabaja de igual manera a la par nuestra".

Luego la enfermera, con la voz quebrada, contó: "Yo recién llego de Salta, fui a llevar una paciente que salió en código rojo, y así estamos todo el tiempo trabajando".

Bocinazo

También se realizó recientemente un bocinazo del que participaron un total de ocho vehículos; partieron desde la plaza Independencia, ubicada en el casco céntrico, para pedir la destitución del actual gerente por los tres últimos decesos del personal de la salud.

Al respecto, las enfermeras manifestaron: "Necesitamos también el apoyo de la gente porque no podemos señalar con un dedo al gerente, porque él no está haciendo las cosas mal, está haciendo lo mejor que puede".

"Nos da todo el apoyo y está arremangado y trabajando a la par de nosotros todo este tiempo, entonces nos duele mucho que se hagan estas cosas. Por eso le pedimos a la gente que nos apoye, que no salga, nosotros nos estamos muriendo y tenemos compañeros que están muy delicados", señalaron.

Otro de los pedidos a la comunidad fue: "Nosotros tenemos miedo y tenemos familia, todos los días es un llanto, hemos perdido ya tres compañeros y la gente solo critica y no es justo porque todos nos amanecemos atendiendo todas las emergencias".

"Es triste porque no sabemos lo que se viene detrás de todo esto, los médicos también están abatidos. Por eso pedimos que no salgan, que no vengan al hospital por cualquier cosa. Acá estamos todo el tiempo fumigando, limpiando y sin horarios, por eso pedimos piedad".

"Cuando abrimos la puerta de la guardia para atender no tenemos la más mínima idea a lo que nos estamos enfrentando, no sabemos lo que se nos está presentando, tanto el enfermero como el médico hicimos un juramento para salvar las vidas", manifestaron.

Arriesgando la vida

Luego de la marcha pacífica, el gerente del hospital, Alejandro Peso, señaló a El Tribuno: "Agradecemos el apoyo de los vecinos, de la Municipalidad y de toda la parte humana de Rosario de la Frontera. Estamos peleando con este virus del que no se sabe nada".

En cuanto a las críticas, Peso expresó: "Esta no es época de política, estamos atravesando un crisis sanitaria donde la gente y nuestros compañeros se están muriendo. Nosotros estamos arriesgando nuestra vida todos los días".

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...