Fernández  anuncia regreso a aulas y nuevas actividades

El Consejo Federal de Educación dio luz verde ayer por unanimidad a un regreso paulatino de las clases presenciales en las escuelas y se dejó librado ese paso a la decisión de cada jurisdicción, de acuerdo a un "semáforo" de riesgo epidemiológico. De hecho el presidente Alberto Fernández hoy anunciará la nueva fase del aislamiento con apertura de nuevas actividades, entre ellas el regreso a las aulas "de los alumnos del último año de la educación primaria y secundaria" en aquellos lugares que "el nivel de contagios lo permita". Salta anunció que no volverá a clases presenciales.

"Se aprobó por unanimidad una resolución que permite proyectar actividades escolares", anunció el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en declaraciones a la prensa tras el encuentro que encabezó vía virtual con los ministros del área de todo el país.

Esto significa que de ahora en más el Gobierno nacional ya no tendrá la última palabra en la autorización de los protocolos para el regreso a las clases presenciales sino que quedará en manos de cada jurisdicción de acuerdo a una "guía epidemiológica" aprobada este jueves por el Consejo Nacional de Educación.

No obstante, en aquellos distritos donde efectivamente pueda darse el regreso a las aulas, no se retornará inmediatamente al cuadro de situación previo a la pandemia, sino que asistirán grupos reducidos de forma alternada, y solamente de cursos pertenecientes a los últimos años de cada ciclo.

Trotta explicó que "el semáforo tiene que estar en verde para permitir a la jurisdicción avanzar" en el regreso a clases, a partir de un bajo riesgo de contagios en la jurisdicción, además de la existencia de condiciones edilicias.

En tanto, si está en amarillo, con riesgo medio, se puede ir hacia una "revinculación" educativa de los alumnos con sus compañeros y profesores, aunque sin el dictado de clases con contenidos curriculares.

Este será el caso de la Ciudad de Buenos Aires, a partir del próximo martes los chicos de séptimo grado de primario y de quinto año de secundaria de instituciones de gestión pública volverán a las escuelas, pero no así a las aulas: participarán de actividades de acompañamiento educativo en los patios junto a sus profesores.

El semáforo en rojo, de riesgo alto, significará que las jurisdicciones deberán esperar a que la situación epidemiológica se modere para poder retomar algún grado de presencialidad escolar.

"En la Ciudad y muchos municipios de la Provincia (de Buenos Aires) ya se puede hacer, porque el uso de terapia intensiva en el descendió a menos de la mitad en los dos distritos", explicaron.

Además, el mensaje presidencial pondrá nuevamente el foco en "la necesidad de no relajar los cuidados personales", poniendo especial énfasis en las reuniones en lugares cerrados.

En la previa del anuncio, el mandatario nacional terminó de evaluar la situación sanitaria junto a los gobernadores del país y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, mediante una videoconferencia que encabezó desde la Casa Rosada.

Respaldo a Alberto sobre manejo de la pandemia

La imagen del presidente Alberto Fernández cayó más del 25% en los últimos meses como consecuencia del manejo de la crisis generada por la pandemia, aunque mantiene una valoración positiva del 54%. Además, el Gobierno mantiene un buen caudal de votos de cara a las elecciones legislativas de 2021. Los datos surgen de la última encuesta de Opina Argentina, que realizó un relevamiento telefónico entre 1.500 ciudadanos de todo el país. Según este sondeo, al decretar la cuarentena obligatoria, el Gobierno de Alberto Fernández alcanzó un pico máximo de popularidad por el manejo de la crisis, siendo positivamente valorado por el 88% de la población. En la actualidad, esa percepción positiva cayó al 54%, lo que aún coloca al Gobierno como un buen gestor de la crisis de la COVID-19, pero en un rango menor.
Hacia el futuro, el estudio sostiene que el oficialismo conserva “una base electoral muy sólida” en la provincia de Buenos Aires, que constituye “su principal sostén electoral”. Otra ventaja que enumera es que, históricamente, para los ciudadanos, el peronismo es visualizado como una fuerza política “capaz de reactivar la economía”, algo que será muy importante a partir de 2021, ya que la caída del PBI de este año sería superior al 13%.    
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...