El sesquicentenario de la muerte del Gral. Güemes y el “Buzón de iniciativa"

A fines de octubre de 1970, frente a la inmovilidad del gobierno provincial de facto de organizar actos alusivos al Sesquicentenario de la muerte del general Güemes, diario El Tribuno creó una columna que denominó: “Buzón de iniciativas”. La misma estaba destinada a recepcionar todas las sugerencias que a lo largo de noviembre, los lectores hiciesen llegar por escrito al diario.
La convocatoria lanzada el 31 de octubre decía así: “En las cercanías de 1971, año del Sesquicentenario de la muerte del general Güemes, estimamos que es necesario, iniciar, ahora mismo, la movilización de todo el entusiasmo de los salteños, para estructurar, contemplando el máximo de posibilidades e ideas, el gran programa con que debe ser honrado el héroe de Salta al cumplirse el 150 aniversario de su tránsito a la inmortalidad.
Con el propósito de brindar la más amplia colaboración al brillo de las jornadas que se aproximan y de la que ningún sector, núcleo o persona debe excluirse. El Tribuno rompiendo el fuego de esa convocatoria abre a partir de hoy el “Buzón de iniciativas” para la celebración de esa efemérides, invita al pueblo de Salta, a todos a quienes alienten alguna inquietud destinada a la mayor exaltación de esa fecha, que nos escriban exponiendo sus iniciativas. Para facilitar la interpretación de este llamado, preguntamos a la ciudadanía:
-¿Qué acto, ceremonia o suceso propondría usted para celebrar el Sesquicentenario de la muerte de Güemes?
Las proposiciones deben girar en torno a lo artístico, cultural o deportivo. Todas las iniciativas serán publicadas en nuestras columnas para conocimiento de la futura Comisión Oficial de Homenajes que sin duda alguna valorará la sincera intención de los aportes”.
Luego de indicar adonde debían enviarse las cartas, el diario hizo una última exhortación: “El glorioso recuerdo de Güemes es patrimonio de todos los salteños y todo el pueblo de Salta debe ser escuchado en el momento de confeccionar el programa destinado a evocar el sesquicentenario de su muerte”, concluía.

Atrasos organizativos

Ante la parálisis organizativa de los sucesivos gobiernos provinciales de facto de 1970, un año antes la cátedra de Historia del Departamento de Humanidades, por entonces dependiente de la UNT (Universidad Nacional de Tucumán), ya había resuelto por cuenta propia abrir el fuego de las iniciativas. Y así fue que desde fines de 1969, el Dr. Luis Colmenares estaba avocado a la organización, junto a colegas y estudiantes de su cátedra, las Primeras Jornadas de Estudios sobre Güemes a realizarse en junio de 1971.
Y bueno es resaltar que la parálisis gubernamental con respecto a la organización de actos conmemorativos por la muerte del general Güemes era más que explicable. En un año (1970) la provincia había tenido tres gobernadores de facto (Carlos Ponce Martínez, Hernán Risso Patrón y Raúl Aguirre Molina), hombres que estuvieron más preocupados en cómo permanecer en el Sillón de Güemes, que organizar actos que seguramente no los tendrían como testigos. Y así fue que durante la gestión de Aguirre Molina primero se organizó la comisión honoraria para Salta Subsede del Mundial 78, y luego la del Sesquicentenario de la muerte del Gral. Güemes.

Notas de buzón

Volviendo al Buzón de las iniciativas, debemos decir que la recepción de sugerencias fue durante todo noviembre de 1970, tiempo en el que ingresaron más de cuarenta propuestas. Algunas de ellas fueron implementadas de inmediato por las comisiones que tuvieron a su cargo la organización de los actos. Otras se concretaron con posterioridad a las ceremonias de junio de 1971 y el resto corrieron suertes dispares. Unas se concretaron años más tarde y muchas cayeron en el olvido.
Pero de ese cúmulo de iniciativas llegadas al buzón de El Tribuno, debemos decir que no fueron pocas las remitidas desde el interior de la provincia, caso Orán, Tartagal, Metán, Rosario de la Frontera, Cerrillos y Valles Calchaquíes. También llegaron de otras provincias como Tucumán, Córdoba, Buenos Aires y Neuquén.

   
Como es de imaginar, no podremos condensar en esta página todas las propuestas sugeridas hace cincuenta años pero sí aludiremos a las que más trascendieron con el paso de los años. La primera, según mi parecer, fue la sugerida por el profesor Víctor Savoy Uriburu por entonces, docente del Departamento de Humanidades de Salta (UNT). Su propuesta, transcripta en la página central de este diario del 20 de noviembre de 1971, dice: “Lo fundamental para mejorar el culto cívico a nuestro héroe gaucho, sería la creación de un Instituto Güemesiano (supongo que esta sería la denominación correcta). Sus finalidades serían similares a las de los institutos dedicados a San Martín y Belgrano. Entre ellas podrían enumerarse las siguientes:
- Fomentar la investigación histórica de todo lo relacionado con Güemes;
- Servir de centro de documentación e información;
- Asesoramiento general en la materia. El “Instituto Güemesiano” podría tener -dice Savoy Uriburu- el carácter de institución de bien público subvencionada por el gobierno de la Provincia”.
Es de destacar que el Instituto Güemesiano fue creado por el gobierno de Salta, luego de los homenajes de 1971. Esta lectura nos permite dilucidar quién fue el autor de la feliz iniciativa que se creara el Instituto Güemesiano de Salta. 

El cuadro de Lorenzo Gigli

Esta propuesta llegó al buzón de El Tribuno desde Buenos Aires y su autor fue don Alfredo Brignone. Este señor propuso que el cuadro de Güemes del artista Lorenzo Gigli, fuese traído a Salta con motivo del sesquicentenario de su muerte. La obra que aún permanecía en Buenos Aires, había sido adquirido por la Provincia por $2.000.000. Originalmente, el cuadro había estado prácticamente abandonado en un patio del edificio del Instituto Nacional del Hielo Continental Patagónico creado en 1952. Cuando dicho edificio fue demolido, esta verdadera reliquia pictórica e histórica de seis metros por cuatro, fue mudada a un depósito de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires desde donde luego fue traída a nuestra provincia. Actualmente se encuentra el Museo Casa de Hernández, en La Florida primera, en la ciudad.

Obras de Frías

El poeta José Ríos también hizo llegar hace cincuenta años su propuesta. Dice: “Fundamentalmente, el año sesquicentenario de la muerte del inmortal caudillo salteño debe ser dedicado para trabajar en la publicación de la obra del insigne escritor salteño, Dr. Bernardo Frías, principalmente aquella que se titula “Historia de Güemes y de la Provincia de Salta”. Sobre este tema mucho se habló y se escribió en nuestro medio y muy poco se hizo, como no sea la iniciativa surgida y concretada en el año 1954, cuando se dispuso editar el Tomo 4 de esa obra gigantesca, a la que siguió el Tomo 5. Y ahí nos quedamos con la edición incompleta”. 

Escuelas Güemes

Don José Fadel, prestigioso andinista del Club Amigos de la Montaña también hizo llegar sus sugerencias. La primera, que todas las escuelas del país que lleven el nombre del General Güemes, puedan participar con sus abanderados del desfile central a realizarse en junio de 1971. Y la segunda propuesta era que Vialidad provincial se avoque con tiempo a poner en condiciones el camino a la Quebrada de la Horqueta.

Museo Gaucho

Don Américo Cornejo también hizo llegar una sugerencia. Propuso que se cree el Museo Gaucho, “una vieja iniciativa -dice- de la Agrupación Tradicionalista de Salta ’Gauchos de Güemes’”. Para ello sugería que “la casa donde habitó el general Güemes (calle España al 700) fuese declarada Monumento Nacional y allí se alojara el museo”.
Otros lectores propusieron que se asigne el nombre de General Güemes al Aeropuerto El Aybal y otros al autódromo; que se instituya el “Premio Güemes”; que erradiquen los fogones del la zona del monumento en la noche del 16 y 17 de junio; que se recuerden todos los combates de Güemes; que se realice un congreso alusivo al héroe gaucho; que se organicen fuegos florales; que se recuerde a doña Benita Ocampo; que se obsequien almanaques; que se recuerde en forma permanente el Pacto de los Cerrillos; y que en el monumento a Güemes se haga un espectáculo de luz y sonido. En fin, el buzón de El Tribuno se cerró el 30 de noviembre y el gobierno provincial recién en enero de 1971, comenzó a organizar las comisiones pertinentes. A solo seis meses del 17 de junio. 

Remitentes

Aquí damos la nómina de los lectores que enviaron sugerencias al Buzón hace cincuenta años. No incluye a quienes solo enviaron sus documentos de identidad: José Antonio Cresseri (Tucumán); Teresita Miguel Urbano; José Ríos; Ramón Echazú (Tartagal); Lidia Burela Corvalán (Orán); O.R. Sulca; Dr. Américo Cornejo; Nora Felipoff; Fernando Figueroa; María Antonia Rodríguez (Gral Güemes); Juan Fadell; Personal del Hogar Escuela “Carmen Puch de Güemes”; Patricio Juárez; Arq. Enrique Larrán; Clodomiro Villagrán; Teófilo Albarracín; Ermelinda Flores Serrano; Elsa Edith Gutiérrez; Exequiel Moreno de la Cámara Salteña del Transporte Automotor; Profesor Víctor Savoy Uriburu; Club Amigos de la Montaña; Alfredo Brignone (Bs. As.); Guillermo Luis Prestes; Florentín Sánchez; Norberto Pintos; Reberto Fernández Coria (Tucumán); Salteños Amigos del Deporte; Macacha Salteña; Adolfo Acosta; Ricardo R. Pérez; Fernando Medina; y el docente Roberto Méndez (Cerrillos).
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...