Hace un año Riquelme anunciaba su candidatura y “sepultaba” a Angelici

Parece haber pasado una eternidad, pero no es así. Un 20 de noviembre, pero del 2019, la decisión del actual vicepresidente segundo de Boca, Juan Román Riquelme, de sumarse a la fórmula de Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini para las elecciones del Xeneize sacudió a todos. Hace 366 días, el Torero tomó la decisión que cambió el futuro del club de la Ribera.
‘Estoy agradecido al oficialismo porque intentó convencerme, pero he tomado la decisión de formar parte de la lista que integran Ameal y Pergolini. Quiero que lo sepa por mi y no por los diarios o la tele. Me siento bien, contento. Siento que tengo la posibilidad de volver a mi club, a mi casa y eso es maravilloso‘, sostuvo en aquel entonces Riquelme en díálogo con Fox Sports, y desató la algarabía de una de las tres listas que competían por la presidencia en Brandsen 805.
Riquelme y Boca: a un año de la decisión que cambió el futuro del club
Como todo lo que rodea a Boca y Riquelme, la decisión no pasó desapercibida. A partir de allí comenzó una guerra entre el entonces presidente, Daniel Angelici, el candidato oficialista, Christian Gribaudo, y el otro candidato, José Beraldi. Hasta Diego Armando Maradona aportó su granito de arena, y salió con los tapones de punta contra el trinomio Ameal-Pergolini-Riquelme: ‘Yo le digo al hincha de Boca, que ese locutor y ese ídolo futbolístico, no saben nada de política, tienen cero gestión. Y encima, apoyan al peor presidente de la historia del club. Passarella, que fundió a River y lo mandó a la B, es Heidi al lado de estos tres, que tienen menos conducción que el capitán del Titanic‘. De hecho, el actual entrenador de Gimnasia hasta se sacó una foto con Gribaudo, a un día de las elecciones.
A pesar de todo eso -y de algunas denuncias de impugnaciones en las listas los días previos a la elección-, los comicios se llevaron a cabo y el Mundo Boca apoyó masivamente a su ídolo, cuya lista recibió el 52% de los votos totales. Ese día, al propio Riquelme se lo vio exultante, saltando y cantando en medio de la gente, previo a emitir su voto.
Así, 366 días después y con un título en las vitrinas -la Superliga 2019/20, compartida con la dirigencia previa- está claro que esa decisión del Torero marcó un antes y un después en la vida de Boca. Si hasta el propio Daniel Angelici, tiempo después admitió que ‘las elecciones estaban terminadas‘ desde el momento en que Román anunció su candidatura. Por ahora, pese a algunas dificultades y turbulencias, el viaje parece tener viento a favor y los próximos tres años determinarán el legado que el ‘Riquelme dirigente‘ le dejará a Boca. Porque el del ‘Riquelme jugador‘ jamás se verá manchado.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...