Invap instalará el telescopio de la Puna salteña

El secretario de Articulación Científico Tecnológica de la Nación, Juan Pablo Paz, adelantó a El Tribuno que Invap, empresa argentina líder en proyectos tecnológicos complejos, ejecutará las obras fundacionales y de montaje del radiotelescopio LLAMA.
El proyecto científico tecnológico más importante del Mercosur lleva dos años de inactividad en Alto Chorrillos, donde los componentes de la antena que fabricó la empresa alemana Vertex para el observatorio astronómico argentino brasileño esperan tal como los descargaron, en enero de 2018, en 22 contenedores.
“Invap estará a cargo de la instalación y puesta en marcha del radiotelescopio de Alto Chorrillos hasta la primera luz”, precisó Paz. “Primera luz” es la expresión con la que científicos definen al inicio de las exploraciones astronómicas. 
El funcionario nacional precisó que está a la firma el convenio que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación suscribirá con la empresa estatal rionegrina, que ya puso a un equipo de seis ingenieros a trabajar en el proyecto ejecutivo de las obras.
Según indicó Paz, los trabajos arrancarían en 2021 y estarían finalizados en alrededor de 18 meses. “Invap es una empresa muy seria que ofrece todas las garantías que necesita LLAMA en esta fase”, recalcó el secretario de Articulación Científico Tecnológica.
Tal como lo había anticipado este diario el pasado 29 de agosto, la hoja de ruta para la reactivación de LLAMA fue trazada por un consejo consultivo integrado por Thijs de Graauw, Gabriela González, Hugo Loffler, Lars Nyman, Rodrigo Reeves y Matías Zaldarriaga.
Los reconocidos expertos internacionales emitieron un duro informe por las improvisaciones que dejaron al proyecto científico tecnológico más importante del Mercosur en un inaudito estado de abandono. 
LLAMA es una colaboración internacional de Argentina y
Brasil que a través del radiotelescopio de Alto Chorrillos y su operación en tándem con las antenas del complejo Alma, instalado en Atacama (Chile), permitirá ampliar las investigaciones sobre la generación de los agujeros negros, el nacimiento de las estrellas y el origen mismo del universo. Por otra parte, posibilitará ahondar en los estudios de las señales en bandas de frecuencia ultracortas, que son consideradas el futuro de las radiotelecomunicaciones en el mundo.
A la par de la incorporación de Invap, el organismo nacional que encabeza Paz entabló conversaciones con distintos actores institucionales para la conformación de un nuevo consorcio que tendrá a la Provincia de Salta y a la UNSa formal y efectivamente incorporadas, según un compromiso asumido desde la Nación. 
Por ahora no se anunciaron cambios en el comité directivo, pero fuentes científicas aseguraron a El Tribuno que estarían en camino importantes anuncios también en este nivel del proyecto LLAMA. 
Entre los nombres que se barajan como posibles incorporaciones en ese ámbito de decisiones científicas resalta el de Félix Mirabel, un reconocido experto internacional que entre 2009 y 2014 se desempeñó como representante del Observatorio Europeo Austral (ESO), la principal organización astronómica intergubernamental del Viejo Continente, en ALMA y otros megacomplejos instalados en Chile.
Con todo, empiezan a soplar otros vientos para la materialización definitiva de LLAMA, aunque debido a todos los problemas que afectaron su desarrollo difícilmente podrán verse obras antes del segundo semestre de 2021. Esto, por lo avanzado del año, ya que en el sitio de emplazamiento de la antena las condiciones meteorológicas extremas solo permiten construir desde septiembre hasta marzo.
De todos modos, Paz estimó que la finalización de la instalación y puesta en marcha del radiotelescopio del cerro Vecar, a 4.825 metros de altura, no se extendería más allá de 2020. La intervención de Invap en la fase cero es prácticamente una garantía de que el observatorio astronómico de la Puna salteña será instalado en los nuevos plazos previstos bajo los más altos estándares de calidad y seguridad para el instrumental de precisión, las instalaciones del observatorio y el personal que allí trabajará.
LLAMA es un proyecto de 20 millones de dólares que se comprometieron a financiar en partes iguales Brasil y Argentina en 2014. La contraparte brasileña costeó la fabricación de la radioantena, que tiene 12 metros de diámetro y 90 toneladas de peso solo en sus bases, y la logística de su transporte desde Alemania hasta el puerto de Zárate. Argentina debe completar con recursos del presupuesto de Ciencia y Tecnología la instalación y puesta en marcha del radiotelescopio.
 

 Satélites, reactores y radares 

“Porque somos pobres es que debemos invertir en ciencia”, afirmaba Héctor Othegui, en 2018, al recibir el premio Konex de Brillante como directo ejecutivo de Invap.
Son nombres familiares en Salta, porque Othegui firmó en noviembre de 2005 el convenio para la fabricación de las cápsulas que atesoran a los Niños del LLullaillaco en el Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM). Las cámaras concebidas por Invap fueron un desafío sin precedentes, como todos los que encara la empresa estatal rionegrina, porque no existía en el mundo tecnología que pudiera garantizar la preservación de los tres pequeños incas cuyos cuerpos congelados habían sido extraídos, en marzo de 1999, de la cumbre del volcán más alto de la región.
Othegui, físico del Balseiro fallecido en marzo último, fue uno de los científicos que en 1976 acompañaron a Conrado Varotto en la fundación de Investigaciones Aplicadas (Invap).
La compañía de Bariloche es, 44 años después, una exportadora líder de tecnología nuclear y la principal productora de reactores de investigación del mundo.
Es, además, la única empresa latinoamericana con capacidad de generar proyectos satelitales completos. Desarrolló para la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y Arsat ocho satélites. El último es el Saocom 1B, que fue puesto en órbita el pasado 30 de agosto. 
Invap también es pionera en el diseño y construcción de radares de control de tránsito aéreo, de seguridad y meteorológicos en la Argentina, y en la provisión de equipos de medicina nuclear.
Con su probada experiencia, Invap se impuso en la licitación internacional que el Gobierno provincial convocó en 2005 para contar con un sistema que pudiera recrear las condiciones en que el nevado de Llullaillaco preservó celosamente los cuerpos de los tres pequeños emisarios incas que habían sido sacrificados, cinco siglos atrás, a más de 6.700 metros de altura. Las cinco cápsulas que entregó en poco más de un año el equipo de ingenieros dirigido por Horacio Bóccoli siguen demostrando por qué Invap es una líder en soluciones tecnológicas.
 
DEFINICIONES SOBRE EL PROYECTO

JUAN PABLO PAZ, REFERENTE DE LA NACIÓN

“Invap estará a cargo de la instalación y puesta en marcha del radiotelescopio de Alto Chorrillos. Esta en el tramo final de redacción del convenio que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación firmará con la empresa. Un equipo de ingenieros ya trabaja en el proyecto de las obras”. 

 

MATÍAS CÁNEPA, MINISTRO DE EDUCACION

“La reactivación del proyecto LLAMA y la instalación definitiva del radiotelescopio en Alto Chorrillos no es solamente una gran oportunidad para la comunidad científica de la región, sino que también será un salto cualitativo para el desarrollo de la Puna salteña”.

MARTÍN GÜEMES, AGENCIA CIENTÍFICA DE SALTA

“Estamos contentos con la seriedad con la que el Gobierno nacional está tomando la reactivación del proyecto. Generará muchas oportunidades para la ciencia local y le dará a la provincia una vidriera internacional, porque el mundo mirará al universo a través de Salta”.
 

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...