Una visita a Salta para inaugurar obras en el Gigante del Norte

Salta vibró. Salta explotó, en un Gigante del Norte abarrotado de público, cuando la Selección Argentina le ganó en el partido amistoso que disputó frente a Marruecos, inaugurando la remodelación del estadio de Gimnasia y Tiro, en la noche del 20 de abril de 1994.

Y en aquella cita no podía faltar entre los titulares del equipo argentino Diego Armando Maradona, que a los 33 años se preparaba para otra incursión mundialista, con los dirigidos por Alfio Basile y teniendo como sede a los Estados Unidos.

Fue una fiesta maravillosa que le tocó vivir a todo el pueblo salteño y a los visitantes de otras provincias que estuvieron presentes en el estadio albo, en medio de una convocatoria extraordinaria y en donde calcularon que entre 30 a 35 mil almas formaron parte del confite. Y las miradas, todas las miradas se posaron en cada intervención de Maradona, que con la magia intacta deleitó a los presentes.

En los momentos previos, cuando Argentina salió a la cancha partió la primera ovación de los cuatro costados y en los movimiento precompetitivo Diego Maradona fue el centro en cada despliegue.

Con los goles de Abel Balbo, Diego Maradona (de penal) y Hugo Pérez, la Argentina sacó ventaja, para redondear un triunfo inobjetable contra el representativo africano que consiguió el descuento a través de Mohamed Chaouch, por tres a uno.

Claro que los más memoriosos recuerdan que Diego en esa noche de miércoles fue quien habilitó a Balbo para que marque el primer gol con una definición que dejó al arquero contrario sin respuestas. 

En cada intervención de Maradona la pelota llegaba limpia al compañero mejor ubicado. Esa buena sintonía con el juego del Diez, contagiaba a todo el equipo porque así fue descripto en un instante del partido cuando recibió un pase de Perico Pérez, en la mitad de la cancha. 

Para provocar desequilibrio, la marca de un defensor contrario no lo “apichonaba” a Maradona, más bien le despertaba ingenio para parar la pelota, primeramente, con un pie y luego con el otro, en un giro consiguió una perfecta habilitación para Gabriel Batistuta.

En el segundo tanto de Argentina, el sello de Maradona no podía faltar porque llegó con un tiro penal que ejecutó a media altura y al palo derecho del guardavalla visitante. Maradona festejó el gol fijando una posición con los hinchas que se ubicaron en la tribuna que da a las instalaciones del club millonario. El tercer tanto de la selección se presentó por intermedio de “Perico” Pérez, fue cuando Diego Maradona ya no se encontraba en la cancha, porque había sido reemplazado por el “Burrito” Ariel Ortega. En aquella oportunidad, viendo a Maradona en una cancha salteña, la gente enloqueció y ovacionó al ídolo, que lo retribuyó con aplausos cada vez que iba a patear un córner. Fue toda fue una fiesta y pura emoción hasta ver como retiraba del campo de juego. 

Pero entre otras figuras representativa de aquella formación que conducía Alfio Basile, sirve recordar que por el Gigante del Norte anduvieron Oscar Ruggeri y Diego Simeone.

Claro que la multitud salteña que estuvo en el Gigante del Norte, se fue feliz, por ver a Maradona y por las obras que se ejecutaron en el predio del al bo.

Pero el gran interés que despertó Diego Maradona en suelo salteño se inicio en la noche del martes 19 de abril, cuando arribó en un vuelo la delegación del seleccionado nacional al aeropuerto que en esa época se denominaba El Aybal, que luego pasó a llamarse Martín Miguel de Güemes. Entre unas cinco mil personas esperaron en los pasillos y alrededores. Con un incansable aliento a Diego Maradona y los demás integrantes de aquel plantel, con el Coco Basile como cabeza de grupo.

Cabe recordar que Argentina atravesaba un buen momento, tras haberse consagrado campeón en las copas América de 1991 y 1993 y empezaba a perfilarse como uno de los protagonistas para Mundial de Estados Unidos 2004.

Argentina contra Marruecos formó con Luis Islas; Hernán Díaz, Sergio Vásquez, Oscar Ruggeri y José Chamot; Diego Cagna, Diego Simeone y Alejandro Mancuso; DIEGO MARADONA; Abel Balbo y Gabriel Batistuta. Luego ingresaron, Juan Borrelli, Perico Pérez, Ariel Ortega (reemplazó a Diego) y Roberto Monserrat.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...