Güemes: merendero entrega regalos de personas solidarias

El merendero Dibujando Sonrisas, que abrió sus puertas en marzo de este año justo antes del inicio de la pandemia, pudo hacer entrega de un juguete a cada uno de los niños que son asistidos con una merienda en forma diaria, por medio del sistema de padrinazgo.

Para ello las responsables del merendero convocaron a personas de buen corazón, que quisieran apadrinar las cartitas que los niños le dejaron a Papá Noel, solicitándole un regalito para Navidad.

Los padrinos de cada cartita se encargaron de realizar la "gestión" ante Papá Noel, para cumplir con el sueño del niño o niña que la escribió con su puño y letra. "Nosotros guiamos a los niños para que dentro de aquellos deseos que manifestaban pudieran elegir uno que se encuentre dentro de lo accesible, después les hicimos entrega de la carta a los padrinos, quienes se portaron y cumplieron con la realización de ese pequeño sueño.

Lo destacable es que cuando completamos la cantidad de niños, nos siguieron llegando personas que querían ser padrinos, es decir que todo superó nuestras expectativas, eso nos dice que la gente confía en nosotras y en nuestro trabajo" manifestó Anahí Soria.

El día sábado, cuando Papá Noel culminó con su extensa tarea de llevar los regalos a los niños del mundo, se llegó hasta el merendero ubicado en barrio El Cruce para entregar el regalo solicitado por los pequeños, quienes los recibieron llenos de ilusión y asombro: "Este sistema nos permitió dos cosas importantes, primero, que las 74 cartitas presentadas tuvieron su regalito; segundo, que cada uno recibió lo que había pedido, es decir cuando abrió el paquetito encontró lo que escribieron en la cartita, eso fue para nosotras altamente satisfactorio".

El merendero Dibujando Sonrisas fue creado por un grupo de amigas, quienes vieron con preocupación cómo familias vecinas a sus domicilios tenían problemas para completar la alimentación de sus hijos.

Esa visión las llevó a juntarse e intentar colaborar con una merienda que refuerce la insuficiente alimentación que recibían en sus casas. Haciendo uso de un galpón de una de las responsables, abrieron el merendero estimando la presencia de entre 20 a 30 niños, sin embargo esa cifra se vio muy superada hasta alcanzar los 80 beneficiarios.

Esa cantidad las obligó a salir a pedir colaboración, por suerte encontraron ayuda desde distintos sectores tanto político como privado, lo que les permitió mantenerse en el tiempo.

La llegada de la pandemia hizo que el merendero aplicara los protocolos, ya los niños no podían llegarse hasta el merendero donde además compartían diferentes actividades con los otros chicos, los padres tuvieron que retirar la merienda y llevárselas a sus casas.

Para poder recuperar fuerzas e iniciar el nuevo año totalmente renovadas, es que las integrantes del merendero Dibujando Sonrisas decidieron cerrar después de Navidad por dos semanas y regresar con la merienda el año que viene.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...