Cortan la ruta 86 por derrame de la planta depuradora

Una nueva jornada de corte de ruta se vivió ayer en el municipio de Tartagal.

Integrantes de la misión wichi Lapacho I bloquearon el tránsito vial en la ruta nacional 86, a unos 3 kilómetros de la intersección con la ruta nacional 34.

La comunidad salió a la ruta en medio de una permanente lluvia para exigir respuestas por el derrame de líquidos cloacas que emanan de la Planta Depuradora de Tartagal.

En el predio de tratamiento de líquidos cloacales se abrió un boquete por donde las cloacas escapan y recorren a cielo abierto por las barrosas calles de la misión del pueblo wichi. El arroyo de cloaca sigue su derrotero y continúa contaminando a las poblaciones de El Mistol y Kilómetro 6, entre tantas otras que están sobre la ruta 86.

El malestar ambiental es histórico; algunos calculan años. El asentamiento urbano tiene 22 años y el boquete unos cuantos años menos. Lo que sí saben es que la comunidad llegó primero.

"Ya son años de reclamos. Ya estamos cansados de reclamar ante Aguas del Norte, la Municipalidad y el Gobierno de la Provincia sin encontrar una respuesta", dijo el cacique de la comunidad, Mario Frías.

Sólo en la misión Lapacho I viven unas 80 familias con unas 400 personas aproximadamente.

"Tenemos miedo porque los niños juegan en esas aguas porque creen que es agua de río. Es un verdadero cauce el que tiene y muchas veces ya no podemos controlar a los mía pequeños. En estos tiempos de desnutrición y diarreas es una locura tener esta cloaca abierta", amplió Frías.

El cacique aseguró que hace unos días llegó la gente de Aguas del Norte y les prometió una solución que nunca llegó. "Vino un ingeniero de apellido Soria y nos dijo que esas aguas no contaminan, pero que lo mismo iban a solucionar la pérdida de líquidos", dijo el referente originario.

El Tribuno llegó hasta la planta depuradora y el derrame de líquidos tiene un enorme caudal que conforma un verdadero manantial de cloacas que surca el predio por unos metros y luego cruza toda una calle de ingreso y egreso de la comunidad por el cual todos los peatones deben pasar.

Es tanta la cantidad de agua que luego se conforma una acequia y atraviesa por toda la urbanización.

El olor es realmente intenso e impresionante.

Los manifestantes aseguraron que volverán los cortes en la ruta con mucha más rigurosidad si no solucionan el graven problema ambiental que significa tener a los desechos de Tartagal circulando por las calles de la misión.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...