Preocupa la vigilancia para víctimas de violencia

El Consejo Asesor de Fiscales analizó ayer la posibilidad de que el Ministerio de Seguridad de la Provincia reduzca la cantidad de efectivos policiales afectados a la custodia de víctimas de violencia de género, versión que circuló en los últimos días. Propusieron mejoras al sistema vigente, especialmente en materia de notificaciones y otras problemáticas. Además, el procurador y consejeros actualizaron información sobre el Congreso Internacional Forense que se desarrollará en Salta en octubre próximo.

El análisis y posteriores definiciones del Consejo Asesor de Fiscales se centraron el viernes en las problemáticas de las fiscalías penales de Violencia Familiar y de Género, las cuales se agravarían seriamente si se concretara la posibilidad de que el Poder Ejecutivo Provincial reduzca la cantidad de efectivos policiales afectados a las custodias de víctimas de violencia. En la reunión se analizó el peligro real de una escalada de violencia agravada si se redujeran las custodias, tal como trascendió informalmente desde el Ministerio de Seguridad.

El 24 de diciembre pasado, a pesar de haberse asignado custodia fija y personal a Liliana del Valle Flores, la mujer fue asesinada por su exmarido, el policía Edgar Exequiel Almirón, quien ingresó por el sector posterior de la vivienda. Luego se mató. El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 4, Gustavo Torres Rubelt, imputó al custodio por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En ese marco, los fiscales de la especialidad, a través de la consejera Claudia Geria, propusieron la urgente implementación de un sistema que registre las notificaciones de las medidas cautelares dictadas por jueces de Violencia Familiar y de Género y jueces de Garantías, en un contexto de violencia de género y plantearon la necesidad de contar con pulseras electrónicas y botones antipánico para el certero resguardo de las víctimas, además de la necesaria capacitación del personal policial, para que deriven correctamente las denuncias de violencia de género a las fiscalías especializadas en la materia y no a las fiscalías comunes.

Además, pidieron que se replique el esquema vigente entre el Ministerio Público Fiscal y el hospital San Bernardo, que permite que las víctimas de violencia que ingresan por guardia sean asistidas en forma integral y asesoradas también sobre la cuestión legal.

Destacaron que, por ejemplo, en la jurisdicción de la Fiscalía de Violencia Familiar y de Género 4, en la zona sudeste, se presentan complicaciones cada vez que una víctima acude al hospital Papa Francisco o los centros de salud cercanos, porque los profesionales de la salud aducen que no son forenses y no emiten informes sobre el estado de salud de las víctimas. Con ello se pierden valiosas pruebas para los procesos de investigación y sanción de los violentos.

Finalmente, propusieron unificar criterios de valoración de riesgos de la víctima de todos los equipos técnicos del Ministerio Público Fiscal, Poder Judicial, Poder Ejecutivo Provincial y Municipal y cualquier otra área vinculada con el abordaje de la violencia.

Congreso forense

El Consejo de Asesores también se actualizó sobre el próximo Congreso Mundial Forense a realizarse en octubre de 2020 y acerca del convenio que firmará próximamente la Procuración con la Universidad Nacional de Buenos Aires para se dicte en Salta el posgrado sobre "Cibercrimen y Evidencia Digital", que dirige el especialista reconocido internacionalmente, Marcos Salt.

El procurador general, Abel Cornejo, destacó que el posgrado ofrecerá respuestas al vacío existente en torno al estudio interdisciplinario de las problemáticas que plantean al sistema penal moderno las modernas tecnologías informáticas. Será la primera vez que se dicte fuera de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

El Consejo está conformado por fiscales y la representación del interior es rotativa. Lo preside el procurador y su vicepresidenta es Gabriela Buabse.

Por un carnaval sin abusos

Hicieron una campaña para prevenir la violencia sexual.

A través de una acción de sensibilización y prevención de la violencia de género, la Secretaría de Derechos Humanos y el Observatorio de Violencia contra las Mujeres desarrollaron ayer una acción de intervención en la Terminal de Ómnibus de Salta.

Junto al equipo de capacitación de la Dirección de Formación y Prevención de los Derechos Humanos se entregó material gráfico de la campaña “Prevención de violencia de género en verano” y se conversó con jóvenes que estaban por viajar a distintos puntos del país a vivir la fiesta del carnaval.

Bajo la consigna de reflexionar sobre lo que implica el consentimiento en el vínculo entre las personas, se hizo hincapié en que “no, siempre significa no”.

La secretaria de Derechos Humanos, Mariana Reyes, destacó que esta acción, junto al Observatorio de Violencia contra las Mujeres, forma parte de una intensa agenda de trabajo en territorio.

“Es para nosotros fundamental conversar con los jóvenes, conocer cuáles son sus vivencias y comprometerlos en nuestra tarea de prevenir la violencia. Vivir relaciones saludables respetando al otro es el mensaje que hoy les trasmitimos”, señaló la funcionaria provincial.

La campaña se realizó con el objetivo de visibilizar las situaciones de violencia sexual e instalar el concepto de consentimiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...