La Fiscalía solicita la colaboración de la sociedad a fin de aportar información respecto al ataque por el cual un menor de 13 años se encuentra en coma inducido y con respirador artificial. El padre del niño denunció haber sido abordado por un grupo de jóvenes mientras se encontraba en su vehículo con su hijo, de 13 años, quien resultó lesionado en la cabeza tras el ataque ocurrido en la madrugada del lunes, sobre la colectora de avenida Paraguay.

El padre del menor atacado a pedradas por una patota

El fiscal Horacio Córdoba Mazuranic ordenó una serie de medidas a fin de individualizar e identificar a los atacantes, el levantamiento de rastros en el lugar por parte de peritos del CIF y el examen de las cámaras de seguridad. También dio intervención a los médicos legales del CIF y de la policía a fin de que eleven un informe respecto del estado de salud del menor, internado en el Hospital Público Materno Infantil.

El fiscal solicitó al médico del CIF que realice visitas continuas al menor, a fin de estar al tanto de la evolución y su prognosis. Por otro lado, coordinó para que las labores para identificar a los posibles partícipes del ataque sean abordadas por personal policial de la subcomisaria Lola Mora y el Grupo de Investigaciones N° 5.

Córdoba recibirá la declaración del padre del menor y citó a otras personas que participaron de la primera asistencia a la víctima en el lugar del hecho.

El episodio

El hecho ocurrió el domingo pasado, alrededor de la medianoche, sobre la colectora de la avenida Paraguay al 1400, en cercanías al puente del río Arias.

"Yo venía en el auto, por la colectora, donde antes había un boliche. Siempre tomo esa calle porque a veces hay problemas en la Bélgica y Paraguay y para evitar el semáforo hago ese trayecto. Iba con mi hijo Gonzalo y su perrito. Esa noche veníamos de Santa Lucía, contó el padre a El Tribuno.

"Ellos venían en tumulto por el medio de la calle entonces fui frenando, me puse al costado y como tengo la ventanilla del auto rota, cuando pasé nos tiraron vasos de vino que le cayeron en la cara a mi hijo. Yo frené más adelante y como se nos venían encima saqué un cuchillo, lo mostré, pero no intenté nunca desquitarme, ni hacer nada malo. También nos tiraron piedras", sostuvo Escobar.

En ese momento, la mascota de la familia saltó por la ventanilla y el niño bajó para agarrarla. "Mi hijo ama a su perro y cuando lo agarró, estos malvivientes, a medio metro me le reventaron la cabeza con una piedra grande. El que se la tiró estaba sin remera, con una bermuda verde agua. Es alto y de tez blanca. Yo no pude llegar a tiempo. Me resbalé y me caí porque si yo llegaba lo protegía a mi hijo", expresó el hombre en medio de un llanto desconsolado.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...