Amplio despliegue en La  Caldera por la tormenta

A poco tiempo de que el intendente Diego Sumbay tomara la iniciativa de conformar el Comité de Emergencia Municipal (COEM), a pesar de los cortes de luz y de la poca señal telefónica, el personal municipal pudo solucionar los inconvenientes de vecinos que provocaron las crecidas de ríos y arroyos por las intensas precipitaciones que se registraron el miércoles y la madrugada del jueves.

Pese a que se registraron precipitaciones de 32,5 mm, no hubo evacuados ni daños materiales. En la jornada de ayer los operarios municipales trabajaron en el despeje de la ruta 9, de caminos y calles. También en la limpieza de canales y encauzamiento de ríos y arroyos.

Las tareas se concretaron en El Balcón de Getsemaní, La Calderilla, Gallinato desde el kilómetro 1616 a 1623 y en los lugares donde la tormenta provocó daños.

Con la ayuda de la empresa Super Cemento, que prestó maquinarias y vehículos, se despejó la subida al Cristo. Aún se trabaja en el arroyo El Manzano y en la pasarela. Hubo derrumbes en la ruta que va hacia el Dique Campo Alegre y en zona de La Calderilla.

Es la primera vez que el municipio cuenta con un protocolo de acción para casos de emergencias. Carlos Mercado, secretario de Gobierno, informó que desde el COEM se dispuso que las máquinas de la Municipalidad y los vehículos oficiales trabajen para asistir a los vecinos a quienes les ingresó agua a sus viviendas y a quienes quedaron imposibilitados de ingresar o salir de sus domicilios.

"Por el protocolo de emergencia el personal asignado para trabajar en estas circunstancias ya estaba en alerta, lo que facilitó las tareas cuando se intensificó la lluvia y que se acortaran los tiempos de asistencia", indicó el funcionario.

"En el acceso al Balcón de Getsemaní y de Santiago Apóstol colaboramos con los vecinos a los que les ingresó agua a las casas. En el caso de los arroyos el Guaranguay y El Durazno el problema no fue tanto por los desbordes, sino que la agente quedó varada de ambos sectores de los arroyos. En El Nogalar tuvimos que esperar dos horas a que bajen las aguas y darles el paso a los vecinos. Hasta las 2 de la mañana estuvimos en el lugar acompañados por Bomberos Voluntarios y una bicipolicía", señaló Mercado.

Las primeras acciones que llevó a cabo el COEM fueron preventivas, ya que algunas personas pretendían cruzar los arroyos cuando estos estaban crecidos. "Agradecemos a la gente que pedía calma, ya que pudimos actuar con tranquilidad en medio de esta emergencia. Sin embargo, tuvimos que lidiar con los curiosos que poniendo en riesgo sus vidas se ponían al borde de las barrancas para sacarse una selfie, esa ha sido nuestra mayor preocupación, la integridad de estas personas", agregó.

Por último, Mercado también resaltó el trabajo que realizó bomberos, "agradecemos la presencia de bomberos, que estuvieron hasta altas horas de la noche. Muy bien por su compromiso. Desde temprano estaban abocados a la caída de un árbol que cortó el camino llegando al loteo El Durazno", afirmó.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...