Ladrón del  microcentro, imputado y preso

La Fiscalía Penal 2 intervino en un hecho delictivo ocurrido en el casco céntrico de la ciudad, tras la intervención del personal policial que encontró a un hombre dentro de un local de comidas, después de ser registrado por las cámaras de la zona. El centro de videovigilancia alertó vía radial, la madrugada del miércoles pasado, sobre la presencia de una persona que intentaba ingresar en un local de comidas situado entre las calles Ituzaingó y Urquiza. La unidad policial que se encontraba en cercanías se desplazó por calle Ituzaingó, antes de llegar a Urquiza y los efectivos detectaron una mochila roja y negra. En el lugar, se percataron de una ventana en la parte posterior del local que se vincula con una playa de estacionamiento. El acusado estaba dentro del local y salió por la ventana.

Fue demorado y en consulta con la fiscal Mónica Poma, se pidió su detención. Fue identificado como Alejandro Rodolfo Apaza, de 23 años. En la requisa se le secuestraron 520 pesos, y herramientas varias que se encontraban en la mochila. El dueño del local precisó un faltante total de la caja, de 500 pesos.

Pocas horas después fue imputado por la fiscal Poma, por el delito de robo calificado, por escalamiento en grado de tentativa y por el incumplimiento del protocolo establecido en el decreto nacional de aislamiento social, preventivo y obligatorio con motivo del coronavirus.

Tenía una historia 

El ladrón detenido en el comercio de comidas era vastamente conocido en el centro de la capital salteña por hechos similares. La fiscal pidió la prisión preventiva, atento a que contaba con antecedentes condenatorios.
Lo cierto es que el sujeto había dado ya un golpe en un negocio de ferretería y, no conforme a ello y viéndose en la soledad de la cuarentena, ingresó a una playa de estacionamiento, guardó su botín e ingresó al comercio. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...