¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

26°
1 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Caminar: una falsa expectativa y una irresponsabilidad

Martes, 28 de abril de 2020 02:51

Levantar falsas expectativas en medio de una pandemia es una irresponsabilidad. Quienes cumplen el aislamiento (la mayoría de los habitantes) esperan de los gobernantes coherencia en los anuncios y decisiones. No solo hay un impacto económico en los hogares, sino también un efecto emocional por el confinamiento. El esfuerzo que hacemos todos requiere una mayor seriedad.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Levantar falsas expectativas en medio de una pandemia es una irresponsabilidad. Quienes cumplen el aislamiento (la mayoría de los habitantes) esperan de los gobernantes coherencia en los anuncios y decisiones. No solo hay un impacto económico en los hogares, sino también un efecto emocional por el confinamiento. El esfuerzo que hacemos todos requiere una mayor seriedad.

La noche del sábado, el presidente Alberto Fernández anunció que se habilitaría en esta etapa del aislamiento las salidas de esparcimiento de una hora para toda la población, incluso se comunicó minutos más tarde que podían hacerlo los denominados grupos de riesgo. Está claro que no hubo una coordinación con las provincias. Diez de estas, incluida Salta, admitieron que no tienen capacidad para controlar que se haga un cumplimiento efectivo de la "hora de recreación".

El aislamiento se acerca a los 40 días y estas idas y vueltas generar malestar, angustia y decepción entre la población. Es entendible y lógico que el Gobierno provincial quiera evitar que el virus no se propague y cuidar la salud pública, no obstante se deberá empezar a trabajar en cómo lograr la salida de la población, aunque sea para dar una vuelta a la manzana. Esto también debe ser un llamado para los salteños, quienes deben tomar nota y seguir con el distanciamiento social para luego poder avanzar hacia la otra etapa, esa que devolverá la libertad de caminar.

 

PUBLICIDAD