Polémica "operación salvataje" en el Norte para el fútbol grande

Ahora sí se acordaron de Salta para paliar la falta de fútbol a nivel país. El rumor cobró fuerza desde la AFA, donde se analiza la posibilidad de jugar torneos en el interior, en donde hay bajo riesgo. Y no solo incluye a Salta, sino también a Jujuy, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero, para retomar actividades del más popular de los deportes, según lo que se dio a conocer en TyC Sports.

Una alternativa que se fijó como salida ante la pandemia del coronavirus. Es decir que ante la dura situación sanitaria en el conurbano bonaerense, por ahora se hace imposible que haya una determinación para que la pelota vuelva a rodar en aquellas canchas, que fueron parte hasta mediados de marzo pasado de cada espectáculo dominguero.

De algún modo y viendo que los casos de coronavirus en el norte argentino son pocos en comparación con lo que se registra en las grandes urbes del país y en otras ciudades afectadas, una variante que se maneja es que los primeros partidos dentro de la organización de los torneos de Primera División de la AFA se desarrollen en canchas alejadas, y para eso pusieron los ojos para que el fútbol pueda volver a la actividad en lugares de menos circulación del virus, como Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy y Catamarca, es decir en el norte argentino.

Pero hay que tener en cuenta que la crisis en este sentido afecta a todos; no solo en la Argentina se atraviesa un momento tan crítico y sino que otros países latinoamericanos y el mundo entero se vieron afectados por el virus.

Pero las autoridades provinciales no están dispuestas a correr riesgos innecesarios y seguramente deberán hacer un estudio pormenorizado antes de aprobar la utilización de los predios deportivos para este tipo de eventos. 

El análisis de todos los factores y los riesgos implica estudiar bien los pasos a seguir, y cada decisión deberá ser examinada con sumo cuidado para que no se produzca un retroceso en esta lucha contra ese enemigo invisible que es el coronavirus, porque lo único que ahora importa es encontrar la fórmula adecuada para salir adelante.

Esto de “abrir las fronteras”, de tirar como una noticia atractiva para que el fútbol deje de estar en el olvido compromete seriamente a cada provincia. Sin clases, con los comercios que deben cumplir extrictos protocolos con respecto a la permanencia de las personas en un local, con controles permanentes para circular, aunque la flexibilización durante estos días permitió un mayor caudal de gente en las calles y la autorización de salidas de acuerdo a los números pares para un día o impares para otro, con un acertado criterio de control, se adecua en un presente complejo en materia de salud. 

Así, esta vez desde Buenos Aires se acordaron que en Salta existe un estadio como el Padre Martearena y otro como el Gigante del Norte de Gimnasia y Tiro para los partidos de Primera División, y en Catamarca está el Malvinas Argentinas; ambas provincias con casi nula participación en las competencias de la AFA.

Lo cierto es que en la consideración también entran los estadios de San Martín y Atlético Tucumán; Central Córdoba, Mitre y el estadio Único de Santiago del Estero. En Jujuy tuvieron en cuenta a Gimnasia y Esgrima de Jujuy y Altos Hornos Zapla.

Sería bueno que esa postura centralista que siempre tuvo Buenos Aires sea dejada de lado en otras circunstancias y con otro panorama, y no obligado por la coyuntura del momento.

Pero además, no hay que olvidarse de los protocolos de seguridad. ¿Habrá test rápidos o cuarentenas como le hacen a cualquier persona de estas provincias? Todo un tema. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...