Tras más de un año de internación, murió el cantante Sergio Denis

El cantante tenía 71 años y nunca logró despertar luego del accidente que sufrió en Tucumán.

El 11 de marzo, Sergio Denis cayó al foso de orquesta de la sala del teatro “Mercedes Sosa” de la capital tucumana mientras cantaba su hit de fines de la década del 60 “Te llamo para despedirme”. La caída le provocó un politraumatismo severo de tórax y cráneo.

El cuadro era desesperante cuando ingresó de urgencia al hospital Ángel Padilla de esa ciudad. El parte decía “edema cerebral, hemorragia subaracnoidea, fractura en el neumoencéfalo, hemotórax bilateral con fracturas costales, fractura de clavícula y escápula”.

Sergio Denis fue trasladado a Buenos Aires el 13 de abril y fue internado en el sanatorio Los Arcos. Finalmente, este 15 de mayo falleció.

 

 


 

Parte de su vida

En diversas ocasiones el artista enfrentó episodios extremos. Hacia fines de los 90 una supuesta mala inversión y un ciclo de deudas que parecía no tener fin lo llevaron a la quiebra. Me quedé sin casa, sin auto, sin oficina”, aseguró en una entrevista con el canal Encuentro. Los problemas económicos repercutieron en su trabajo. El cantante que logró que sus hits llegaran a casi todas las canchas del mundo perdió prácticamente su voz, por lo que no grabó discos durante cuatro años.

Recién hacia el año 2000 pudo volver al ruedo. Lo hizo con el disco La vida vale la pena, y el éxito volvió a acompañarlo. Pero en 2003 volverían los problemas: estuvo unas horas detenido por la causa judicial que todavía no estaba cerrada. Lo acusaban de entregar cheques sin fondos.

En mayo de 2005 superó un cuadro de trombosis venosa. Pero lo peor llegó en 2007. Mientras se encontraba de gira en Paraguay sufrió un ataque cardíaco que lo dejó, según señalaron entonces los médicos, “17 minutos sin signos vitales”.

“Vi un lugar de mucho miedo, oscuro negro y lo puedo contar ahora porque a veces tenía miedo de que la gente pensara que estaba medio pirado cuando contaba esta historia -relató Denis en la mesa de Mirtha Legrand-. La mitad de mi cuerpo estaba en un rectángulo, yo lo insultaba, para mí era el diablo. Había una ventana, era un horror”. En el mismo programa, reveló que padecía problemas de audición pero no ahondó en el tema.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...