La comunidad Siloe alimenta a familias

En tiempos de crisis ante una pandemia inesperada, muchos rosarinos demuestran su lado más solidario. En este caso, los miembros de la Comunidad Apostólica Siloe, ubicada en el barrio ex-Provipo, cocinan todos los domingos para alimentar a las familias más carenciadas del lugar.

Además de asistir a quienes más lo necesitan, tienen como objetivo recuperar los valores y las viejas y sencillas costumbres de compartir los alimentos con la familia.

Actualmente son ochenta los miembros que acuden y forman parte de esta comunidad, la cual ya tiene quince años en la Ciudad Termal.

"Nuestra iglesia central está en Florencio Varela, Buenos Aires, y desde allí se distribuye a las diferentes filiales de todo el país. En el caso de Rosario de la Frontera, hoy me toca estar a cargo en esta iglesia", señaló el pastor Oscar Alderete.

La comida se retira en viandas, y los alimentos se preparan en la sede de la iglesia, respetando los protocolos de prevención del COVID-19.

En cuanto a las encargadas de cocinar, el pastor expresó: "Hay pastoras, hay miembros activos de nuestra iglesia, hay obreras y entre todos hacemos un poquito en este tiempo de cuarentena, en donde no podemos hacer cultos y no tenemos ingresos, entonces cada uno aporta esta ofrenda".

Respecto a las necesidades que hay en la comunidad rosarina, Alderete aseguró que: "A mí me toca, además, trabajar como agente sanitario y uno puede palpar muy de cerca la necesidad".

"Más allá de los esfuerzos que pueda hacer el Gobierno con diferentes acciones sociales, la gente necesita valores. No solamente se trata de lo económico, sino de volver a los principios humanos y de Dios", reflexionó.

Luego agregó: "Nuestro accionar es un principio bíblico, ya que de gracia recibimos y de gracias debemos dar, por ello creemos que con lo que Dios nos ha bendecido, nosotros tenemos que hacer extensiva esa bendición hacia la gente que nos rodea, y no solo a la que viene a nuestro culto, sino también hacia los que necesitan, por ello que mediante estas pequeñas raciones, la compartimos con las familias".

La mercadería para realizar los almuerzos es aportada por los mismos miembros que acuden a la Comunidad Siloe y por Asociación de Productores de Legumbres, APL del NOA, mediante el hospital Melchora Figueroa de Cornejo.

"El domingo pasado cocinamos arroz con salsa boloñesa, ahora tenemos kupi con arroz a la jardinera. Ya estamos pensando en el próximo menú, que gracias a la colaboración del Servicio de Nutrición del que no ha acercado legumbres donadas por los productores del NOA, un estofado de garbanzo con chorizo, panza y carne", dijo entusiasmado.

Además, las mujeres integrantes de la comunidad realizan envíos a domicilio a los adultos mayores de los distintos barrios, que están impedidos de cocinar o salir a buscar su sustento alimenticio.

En cuanto a todos aquellos que deseen colaborar con esta iniciativa, Alderete expresó: "Nuestra iglesia está abierta para todo aquel que desee, nosotros no hablamos de colaboración, sino de siembra, ya que aquel que siembra luego cosecha. Por eso aquel que quiera sembrar, puede acercarse a nuestras instalaciones, sin importar la edad, la religión o el credo de cada uno".

"Lo que acá importa es realizar esta acción social para los más necesitados, pero más que llevar un plato de comida, a nosotras nos importa llevarles una palabra, un abrazo, un aliento pensando que de esto, vamos a salir entre todos", manifestó.

Finalmente expresó: "Agradecemos a todos aquellos que colaboraron y esperamos que esta labor que estamos haciendo sea una cuestión de multiplicación, de animar a la gente a hacer estas acciones ya que todos tenemos algo para aportar, Dios siempre nos bendice".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...