Argentina prepara cambios en la oferta por la deuda a los acreedores

El Gobierno realizará "en los próximos días" cambios en la oferta que hizo a los acreedores para reestructurar deuda externa por 66.238 millones de dólares, confirmó el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien encabeza las duras negociaciones con los acreedores internacionales que tienen en sus manos bonos en dólares emitidos bajo ley extranjera y que, según el mismo funcionario, "avanzan por un sendero positivo" pese a que ayer la Argentina cayó en una instancia de default técnico.

"Las negociaciones continúan por un sendero que consideramos positivo. Mi visión es que estamos experimentando un mayor entendimiento mutuo entre las dos partes", dijo Guzmán en declaraciones exclusivas a la agencia Reuters.

El funcionario añadió, sin embargo, que "aún hay una importante distancia que cubrir, pero todas las partes están a la mesa para encontrar una solución. Para Argentina, es la esencia que el acuerdo esté alineado con la capacidad de pago del país".

Los acreedores de Argentina realizaron contrapropuestas a finales de la semana pasada, luego de rechazar una oferta inicial del Gobierno, que incluía un período de gracia de tres años, un recorte del 62% en el pago de cupones y la postergación de vencimientos hasta el 2030 y más adelante.

El Gobierno extendió el plazo de negociación con los bonistas, que venció ayer, hasta el 2 de junio, para avanzar hacia un acuerdo, aunque la Argentina caerá en un default técnico porque no cubrirá vencimientos pendientes por 503 millones de dólares.

En la comunicación oficial, el Ministerio de Economía aclaró que se fija esta nueva fecha, "salvo que se extienda por un período adicional o que se finalice en forma anticipada".

A tan solo horas de la fecha de vencimiento para alcanzar un entendimiento con los acreedores, la Argentina estableció una prórroga en línea con lo anticipado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien en la semana dijo que la fecha del 22 de mayo era "anecdótica".

En este marco, el Gobierno no cubrió ayer el vencimiento de 503 millones de dólares de los intereses de tres bonos globales, con lo que técnicamente incurría en cesación de pagos, cuestión que minimizan en Economía pues forman parte de la negociación que se encuentra avanzada.

"Si estamos en default desde hace meses, desde antes de diciembre que estamos en default. Solo que no lo escriben. Lo ocultan", aseguró el presidente Alberto Fernández en una visita a Santiago del Estero.

El jueves por la noche el Ministerio de Economía difundió el comunicado por el cual anuncio que la Argentina: "Extendió por un período adicional el vencimiento de la invitación que hizo a los tenedores de ciertos bonos elegibles" para ser canjeados por otros títulos.

Confirmación

El embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argello, confirmó ayer en un envío por correo electrónico que el país cayó en default al no cumplir con el pago de tres bonos cuyo período de gracia para un vencimiento por US$ 503 millones que vencía ayer. En la comunicación el funcionario oficializó el impago, pero sostuvo que la extensión en el plazo de negociaciones permite que el Gobierno argentino y los bonistas puedan seguir conversando para alcanzar una reestructuración ordenada.

"Hoy (por ayer) concluye el período de gracia para pagar los intereses de algunos de los bonos elegibles sujetos a negociaciones. Ante la perspectiva de llegar a un acuerdo con sus acreedores sobre los nuevos términos de sus bonos, la Argentina aplazará este pago hasta que se llegue a un acuerdo con los acreedores y se acuerden nuevos términos sobre los intereses a pagar por dichos bonos", escribió el funcionario.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...