¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
18 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Cómo comenzó la fama del Cementerio de los Elefantes

El 10 de mayo de 1964, Colón de Santa Fe logró un resonante triunfo frente al Santos de Pelé. Desde entonces, creció el mito de que en ese estadio, los gigantes, como los elefantes, suelen caer a menudo.
Domingo, 10 de mayo de 2020 01:31

El futbolero promedio sabe que el estadio de Colón es más conocido por su apodo que por su nombre oficial. Muchos relacionan su fama con las históricas victorias que el sabalero consiguió en su cancha enfrentando a los poderosos del fútbol argentino. Pero, en realidad, el mito, la leyenda, nació contra un conjunto brasileño, nada menos que el Santos que lideró Pelé.
En la misma semana en la que falleció una genuina leyenda del fútbol argentino, el entrañable rosarino Tomás Felipe Carlovich, se cumplen hoy 56 años de la fundación del Cementerio de los Elefantes, insignia de la que goza el estadio de Colón de Santa Fe tras vencer al equipo por entonces “top” de Brasil.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El futbolero promedio sabe que el estadio de Colón es más conocido por su apodo que por su nombre oficial. Muchos relacionan su fama con las históricas victorias que el sabalero consiguió en su cancha enfrentando a los poderosos del fútbol argentino. Pero, en realidad, el mito, la leyenda, nació contra un conjunto brasileño, nada menos que el Santos que lideró Pelé.
En la misma semana en la que falleció una genuina leyenda del fútbol argentino, el entrañable rosarino Tomás Felipe Carlovich, se cumplen hoy 56 años de la fundación del Cementerio de los Elefantes, insignia de la que goza el estadio de Colón de Santa Fe tras vencer al equipo por entonces “top” de Brasil.


Bastará con señalar que en mayo de 1964 el equipo paulista ostentaba la condición de campeón brasileño, bicampeón de América y bicampeón intercontinental al influjo de Edson Arantes do Nascimento, Pelé, considerado en ese entonces como el mejor jugador del planeta y dueño de un apodo inequívoco: O Rei.
Amén de un equipo extraordinario el Santos suponía la medida del llamado “fútbol espectáculo” por excelencia, en cuya condición el domingo 10 de mayo se presentó en Santa Fe para jugar un partido amistoso frente a Colón, que esa noche celebraba su ascenso a Segunda División (luego Primera B).


Dirigido por José Cantelli, que asimismo era el futbolista con mayor cantidad de goles en la historia del club, (entre 1948 y 1952 un total de 103, superado por muchos años después por Esteban “Bichi” Fuertes), Colón dio una resonante sorpresa y derrotó al Santos por 2-1 con un gol de Fernando López en el primer tiempo y otro de Demetrio Gómez en el segundo a poco del final. Pelé había puesto en ventaja al Santos antes de ver interrumpida una serie invicta de 43 encuentros.

Colón venía de vencer a Boca y Racing y al tiempo también daría cuenta de Peñarol de Montevideo, Millonarios de Bogotá y Olimpia de Asunción, pero el epónimo Cementerio de los Elefantes nació una noche de la que se cumple hoy un nuevo aniversario.
En aquel mítico partido jugado en el hoy “Estadio Brigadier General Estanislao López”, Colón formó con Juan Luis Pérez, Juan Bareiro y Carlos Larpín; Ediberto Pérez, Alberto Poncio y José Luis López; José Luis Broggi, Cilenio López, Luis Cabaña, Norberto Seronotti y Fernando López. 
Santos, por su parte, alistó a Gilmar, Modesto y Geraldinho; Lima, Zito y Joel; Peixinho, Almir, Coutinho, Pelé y Pepe.
La fama del “Cementerio” se afianzó con los años porque, los grandes de Argentina no suelen obtener allí buenos resultados.
 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD