Bayer acordó pagar casi US$ 11 mil millones para resolver juicios por daños de herbicidas

El gigante farmacéutico y agroquímico alemán Bayer anunció hoy que acordó pagar hasta 10.900 millones de dólares en un acuerdo masivo con demandantes estadounidenses que dicen que el herbicida Roundup, fabricado por la unidad Monsanto, es el causante del cáncer que padecen.

  • El acuerdo "permitirá cerrar aproximadamente el 75% de los actuales casos de litigación relacionados con Roundup, que representa aproximadamente 125.000 demandas", explicó en un comunicado la compañía con sede en Leverkusen (oeste de Alemania).

De los 10.900 millones que Bayer se compromete a pagar, entre 8.800 y 9.600 millones serán para resolver el litigio y 1.250 millones para litigios que puedan surgir en el futuro, mientras que los medios alemanes apuntan que todavía quedan aproximadamente 30.000 casos sin resolver. 

Controversia sobre el posible efecto cancerígeno del glifosato

En el trasfondo de la disputa se sitúan alegatos de que el polémico herbicida Roundup, que contiene glifosato y que fue adquirido por Bayer en 2018, es cancerígeno. 

Varios tribunales han considerado probada la correlación entre el uso de glifosato y los casos de cáncer, aunque la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) lo considera seguro y sostiene que no constituye un riesgo para la salud pública. 

La ola de demandas contra Bayer se ha hecho sentir en las bolsas y el jefe del consorcio, Werner Baumann, ha sido objeto de duras críticas en este sentido, aunque la casa alemana desmiente que el producto, adquirido a Monsanto, sea perjudicial para la salud. 

"Es el paso adecuado en el momento adecuado para poner fin a la incertidumbre por un largo periodo de tiempo", afirmó Baumann en relación al acuerdo según el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Bayer dijo que acordó pagar además alrededor de US$820 millones para resolver la mayoría de las reclamaciones sobre el agua contaminada con bifenilos policlorados o PCB, y hasta US$ 400 millones por reclamos por daños del herbicida dicamba.

"Ha sido un largo viaje, pero estamos muy contentos de haber logrado justicia para las decenas de miles de personas que, sin culpa propia, sufren de linfoma no Hodgkin después de usar un producto que Monsanto aseguraba era seguro", dijo Robin Greenwald, presidente del Grupo de Práctica, Contaminación Ambiental y Protección al Consumidor en Weitz & Luxenberg, en una declaración enviada a Bloomberg por correo electrónico.

Desde la adquisición de Monsanto por US$ 63.000 millones en 2018, se produjo un aumento en las demandas contra Roundup.

En sus demandas, los usuarios culpan a Roundup y su ingrediente activo, el glifosato químico, de producir linfoma no Hodgkin y otros tipos de cáncer.

Fuente: DW y agencia Télam

 





La compañía negó que el glifosato sea un carcinógeno, una posición que respalda la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...