COVID-19: promueven la utilización  del dióxido de cloro y hay polémica

El senador por la Capital Guillermo Durand Cornejo se hizo eco del pedido de un grupo de personas que promueve el uso del dióxido de cloro a enfermos con COVID-19. Ayer presentó un proyecto de resolución en el que le pide a la ministra de Salud, Josefina Medrano, que en un plazo de cinco días informe si la Provincia realiza estudios científicos para evaluar la conveniencia de administrar este producto.

La utilización del dióxido de cloro generó polémica en varios países del mundo, especialmente en Latinoamérica. En Bolivia se pueden ver largas filas para comprarlo, pese a estar prohibido. Durand Cornejo anticipó que el proyecto será tratado y "aprobado" este jueves por la Cámara Alta. "He recabado testimonios de personas que están usando el dióxido de cloro y la verdad no dejo de sorprenderme. Los gobiernos y laboratorios del mundo no han dado respuestas y en su desesperación la gente trata de ver cómo hacer para protegerse", dijo.

En Salta, la movida comenzó con Virginia Cinalli, quien afirma que el tratamiento con dióxido de cloro es la solución contra el coronavirus. Por eso le pide a las autoridades locales que autoricen su uso y venta libre.

"No tiene ninguna contraindicación, hay gente que hace años lo toma para distintas dolencias, es un antes y un después, es la solución a todo, podemos recuperar la libertad que ahora no tenemos", planteó la mujer.

Según su relato, en febrero se trajo de Buenos Aires el producto y unos días después de volver empezó con síntomas gripales, tomó un par de gotas y en tres horas se curó. Lo mismo ocurrió con una de sus hijas y una amiga con alergia, por lo que decidió compartir la novedad en el grupo de whatsapp de vecinos.

Una vecina que asegura haber tenido síntomas de COVID-19 en marzo hoy da fe de la "magia" del dióxido de cloro, dice que en pocos días se recuperó. Este y otros testimonios se pueden ver a través de las redes sociales.

El grupo se reunirá hoy para juntar firmas en la calle que avalen una carta que le entregarán al arzobispo Mario Antonio Cargnello, pidiéndole una audiencia y que interceda ante el Gobierno provincial por este tema. Días atrás, obispos de Ecuador le pidieron al presidente autorizar el dióxido de cloro para tratar COVID-19.

En contrapartida, el médico Bernardo Biella, asesor del COE (Comité Operativo de Emergencias), es escéptico y no cree que el dióxido de cloro sea la solución contra la pandemia. "No sería un producto que pueda reemplazar a una vacuna en el corto ni mediano plazo, ya que los resultados son disímiles", manifestó.

Ante la consulta de si considera que la utilización del dióxido de cloro o clorito de sodio deba analizarse y estudiarse en la Provincia, el especialista señaló: "Creo que no, porque estaríamos usando fondos públicos para un estudio que ya se ha realizado en otros países y cuyos resultados no son repetibles a largo plazo. Un estudio de esta característica podría no ser concluyente y eventualmente tener un costo más importante". Para Biella, el producto actúa como una medicina complementaria.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...