Preocupación en Güemes por la circulación viral en Jujuy

Algunas localidades jujeñas, donde se informó que ya circula en forma comunitaria el SARS-CoV-2, históricamente mantuvieron una estrecha relación con el departamento de General Güemes, y esa relación social, laboral y cultural hoy pone en alerta a la población güemense. La feria en la localidad de Perico, las empresas de Güemes que cuentan entre su personal a trabajadores jujeños, personal médico en el hospital Joaquín Castellanos, guardiacárceles jujeños que desarrollan sus tareas en la cárcel federal, trabajadores contratados por empresa radicadas en el parque industrial, son parte de un flujo diario de personas que deben circular de una ciudad a la otra y que hoy representan un riesgo sanitario.
Las restricciones se han endurecido en todo el departamento para evitar que individuos procedentes de zonas rojas, como lo son Perico o San Salvador, crucen los límites con Salta, pero prohibir el paso a estos trabajadores podría llegar a tener un costo social y económico muy alto.
“El hospital Castellanos cuenta con 11 médicos jujeños que vienen a hacer guardias, con ellos estamos siendo muy exigentes en cuanto al cumplimiento de las mediadas preventivas, como un hisopado cada 7 o 10 días, y ellos deben demostrar su estado de salud con un PCR. Cerrar completamente las fronteras sería muy difícil. Pero no son los únicos, sabemos que hay trabajadores de Jujuy en el Parque Industrial, aquí las empresas deben ser las encargadas de realizarles un testeo en forma periódica para anticiparnos a un contagio masivo”, dijo el gerente del hospital Castellanos, Rubén Villalón.
“Los riesgos son muchos y nuestra tarea es monumental, debemos correr de un lado hacia otro, Salta es muy permeable, las personas pueden pasar por cualquier finca, en este sentido la colaboración de la comunidad en sumamente importante. También es importante no perder de vista que muchos trabajadores güemenses viajan hacia Jujuy por razones laborales”, expresó.
En la ruta 34 se había implementado el miércoles una medida tendiente a evitar que los conductores de camiones se detengan en la ciudad de Güemes, pero fue dejada de lado por ser considerada poco humanitaria y estigmatizante. Consistió en pegar una faja en ambas puertas del camión para evitar que el camionero se pudiera bajar dentro de la ciudad, estas fajas debían llegar sanas hasta el puesto río Las Pavas, en el límite con Jujuy. 
Un camionero acumula necesidades tras kilómetros de viaje, y Güemes fue siempre una ciudad que le brindó asistencia a dichas necesidades, “esto es tan frustrante, un camionero es un trabajador esencial, ellos no buscan enfermarse, pero viajan por todo el país, las posibilidades de que contraigan la enfermedad son elevadas. Para evaluar nuestra forma de trabajo nos estamos reuniendo frecuentemente con el COE departamental, allí decidimos cómo vamos a continuar al día siguiente, por mi parte creo que la responsabilidad social es lo que nos va a mantener a salvo”, manifestó el director de Seguridad Vial, Lucas Palermo.
Otro frente de lucha se plantea con personas que ingresan a la ciudad provenientes de otras ciudades, muchos de ellos de localidades jujeñas, “la gente no entiende que no debe trasladarse hacia ciudades consideradas como de riesgo, de lo contrario deben ser conscientes que al regreso van a tener que realizar una cuarentena en la ciudad de Salta. Aquí los vecinos juegan un papel fundamental al realizar la denuncia correspondiente, eso nos permite localizarlos”, informó el comisario mayor Luis Ríos. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...