¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

13°
19 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Solo una de cada 10 mujeres entre 55 y 59 años podrá jubilarse al cumplir los 60

Apenas el 11,2% cuenta con más de 20 años de aportes. Hoy el 85% de las que se jubilan lo hacen a través de una moratoria. A los 65 años podrán acceder a la PUAM, equivalente al 80% del haber mínimo que hoy llega a los $13.491. 
Martes, 21 de julio de 2020 16:58

“Solo el 11,2% de las mujeres en edad jubilatoria -entre 55 y 59 años- cuentan con más de 20 años de aportes”, según un informe de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía. Esto significa que al cumplir los 60 años, y si reúnen los 30 años aportes de aportes, solo 1 de cada 10 mujeres podrá jubilarse.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

“Solo el 11,2% de las mujeres en edad jubilatoria -entre 55 y 59 años- cuentan con más de 20 años de aportes”, según un informe de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía. Esto significa que al cumplir los 60 años, y si reúnen los 30 años aportes de aportes, solo 1 de cada 10 mujeres podrá jubilarse.

El informe “Políticas públicas y perspectiva de género”, da cuenta de la desigualdad vigente en la inserción laboral de las mujeres a lo largo de su vida, hecho que trae aparejado múltiples consecuencias. 

Al mismo tiempo, el estudio hace hincapié en la asimetría en la carga de tareas domésticas y de cuidados no remunerados. “Muchas normas culturales que fueron cambiando con el correr del tiempo redundan en que la mayor parte de las trabajadoras no cuente con los años de aportes suficientes para acceder a una jubilación”, señala el documento.

  • Según el Indec, las mujeres entre 55 y 59 años suman 1.095.777. De ese total, de acuerdo a los registros de la Seguridad Social nacional, 122.846 cuentan con más de 20 años de aportes y si continúan aportando en los próximos años podrían reunir los requisitos de edad (60 años) y años de aportes (30 años).
  • El resto, aunque tienen aportes, están lejos de reunir en los próximos años los 30 años requeridos. Por ejemplo, otras 147.738 mujeres reúnen entre 10 y 20 años de aportes. También hay 348.954 con menos de 10 años de contribuciones. Y se completa esta franja de mujeres con aportes en regímenes provinciales o que carecen de aportes.
  • De aquí se desprende que, aunque más de 950.000 mujeres de entre 55 y 59 años empiecen o sigan aportando, no alcanzarán a reunir los requisitos jubilatorios, salvo si justifican los años faltantes a través de una moratoria.

La PUAM, recién a los 65

Las mujeres que no puedan jubilarse a los 60 años deberán esperar hasta tener los 65 años para acceder a la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor). En ese caso cobrarán un haber equivalente al 80% del haber mínimo (hoy $13.491), al margen de la cantidad de años que hayan aportado al sistema.

El Informe oficial dice que “en la actualidad, el 85% de las trabajadoras que se jubilan lo hace a través de una moratoria. De este modo, las moratorias previsionales son la principal vía de acceso de las mujeres a la jubilación”. Y señala que “cuando se observa el conjunto de las personas que accede a una jubilación con moratoria, el 87,2% se corresponde con los haberes mínimos y el 67,3% de quienes perciben las jubilaciones mínimas son mujeres. Esto genera una brecha de ingresos jubilatorios entre varones y mujeres que alcanza el 34%”.

La moratoria vigente –ley 26.970- para las mujeres es limitada. Permite acogerse a la moratoria hasta julio de 2022 pero por los aportes no ingresados anteriores a diciembre de 2003, denominada “fecha de corte”. Esto significa que a medida que transcurren los años, las mujeres pueden regularizar por moratoria menos años faltantes y necesitan contar con más años de aportes realizados a partir de 2004.

Por ejemplo, una mujer de 60 años, que nació en 1960, tuvo 18 años en 1978, cuando pudo empezar a tener aportes previsionales. Así hasta diciembre de 2003 podría completar por moratoria 25 o 26 años de aportes, y necesitaría 4 o 5 años de aportes posteriores a 2003 para alcanzar los 30 años requeridos. Y aunque ahora comience a aportar como monotributista no llegará antes de 2022 a reunir los 30 años de aportes.

En tanto, una mujer que cumpla 60 años en 2021, podría justificar 24 o 25 años por moratoria y necesitaría para jubilarse tener 5 o 6 años de aportes posteriores a 2003. Y un año más de aportes, si nació en 2022.

Por lo altos niveles de desempleo y la alta informalidad entre las mujeres, son mayoría las que pueden tener aportes hechos hasta 2003, pero no después de esa fecha. En consecuencia, no pueden jubilarse recurriendo a la moratoria, aunque cuenten con 15 o 20 años de aportes anteriores a diciembre de 2003.

En todos los casos, una condición para que Anses acepte la regularización es que se supere el "análisis de vulnerabilidad del socioeconómico" que incluye parámetros básicamente de ingresos y bienes, como auto o inmuebles.

Moratoria y brecha salarial

De las personas que acceden a una jubilación con moratoria, el 87,2% se corresponde con los haberes mínimos.

Dentro de esa cifra, el 67,3% son mujeres. “Esto genera una brecha de ingresos jubilatorios entre varones y mujeres que alcanza el 34%. En promedio, las mujeres perciben una media de $16.552 contra una media de $25.213 para los varones”.

Fuente: Ismael Bermúdez para Clarín y La 100

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD