Sospechan que Luciano Diez habría estado en una fiesta

Durante la noche del viernes 24 de julio el comisario Walter Ezequiel Omar Mamaní, exjefe del destacamento policial de El Dorado, en Apolinario Saravia, era detenido por personal de la Brigada de Investigaciones. Algunas horas antes, cuatro policías también eran privados de su libertad mientras cumplían funciones en la subcomisaría, acusados junto a su jefe -el comisario Mamaní- por los delitos de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza, en perjuicio de Luciano Diez. Desde que fueron detenidos, familiares de los cuatro uniformados vienen marchando para pedir por su liberación y también denunciarán al joven Diez por entender que incumplió con las medidas sanitarias dispuestas por la pandemia y mintió en sus declaraciones.

Lejos de la calma, Apolinario Saravia sigue siendo un escenario delicado tras lo ocurrido durante la madrugada del 28 de junio cuando Luciano Diez denunció haber sido amedrentado por el comisario Mamaní y los policías que en ese momento tenía a su cargo. Según el joven, además de los tiros al aire que realizó Mamaní para amedrentarlo, lo privaron de su libertad y sufrió vejaciones estando detenido. Sin embargo, familiares y amigos de la sargento Julia Díaz -con arresto domiciliario-, sargento Sergio Argañaraz, cabo Juan Giménez y Franco Matías Vizgarra denunciarán a Luciano Diez por haber incumplido el decreto del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus y por mentir sobre lo ocurrido durante la madrugada del domingo 28 de junio.

"Diez le mintió a su madre, al poblado de Apolinario Saravia y a la Justicia", dijo en diálogo telefónico con El Tribuno el doctor Nicolás Vedia, defensor técnico de los cuatro suboficiales detenidos. Para el letrado, el joven Diez mintió en sus declaraciones, que luego ratificó, al señalar que la noche del 28 de junio cenó junto a unos amigos en su casa y luego jugaron a la Playstation hasta cerca de las 4, momento en que llevó a uno de sus amigos hasta su casa.

"En su denuncia Diez dice que lleva en la camioneta de su mamá a Cisneros, cuando vuelve por la avenida 9 de Julio, que es donde se observa en un video los disparos, sigue para su casa donde luego llega la policía y lo detienen. Lo trasladan a la comisaría donde dijo haber recibido malos tratos, le tiraron agua fría y con una especie de cachiporra uno de los efectivos golpeaba los barrotes de hierro de la celda", apuntó Vedia.

El defensor de los policías sostuvo que la fiscal "le tomó declaración a los tres amigos de Diez: Cisneros, Serrano y Figueroa, "quienes dicen lo mismo que el denunciante". Después, aporta Vedia, se los vuelve a llamar para que ratifiquen sus dichos. Figueroa y Serrano dijeron que "cenaron, tomaron tres o cuatro cervezas, jugaron un rato a la play y luego se fueron a una fiesta (ver video en la web), en la casa de don Zoilo Fresco". Hablan, según el letrado, de haber tomado cerveza y otra bebida con alcohol que no recordaban. "Señalan que van a dejarlo a Cisneros y luego, cuando regresaban por la avenida, cuentan el hecho de las detonaciones (ver video en la web de El Tribuno)". Ninguno de los amigos de Luciano Diez "sabía lo que pasó después, que lo habían detenido", agregó Vedia.

No se hacen cargo de lo de Mamaní

El comisario quedó comprometido en algunas imágenes.

Según Vedia, los subalternos del comisario Mamaní dicen no haber observado el momento en que su jefe dobla la chapa patente del vehículo que había abordado Diez (ver video en la web). “La fiscal imputó a Vizgarra por considerar que estuvo en el lugar y no es así. En las imágenes están el comisario y los tres suboficiales: Díaz, Argañaraz y el chofer Giménez”, dijo. Acerca del delito de vejaciones, Vedia sostiene: “El testigo Jonathan Lucero y otros tres presos más que estaban cuando llegó el joven (Diez) señalaron que nunca fue maltratado. Era Diez quien estaba alterado, el testigo también afirmó que en un momento el joven sacó de una bolsita y les ofreció una sustancia blanca”.

Sobre las detonaciones realizadas el 28 de junio, Vedia apuntó que fue para “disuadir a un grupo de personas que tienen antecedentes violentos”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...