Aumentaron las patologías mentales en la cuarentena

Aumentaron las consultas y los pedidos de asistencia en salud mental en la provincia por la cuarentena, según explicó a El Tribuno la titular de la Secretaría de Salud Mental y Adicciones, Irma Silva. La funcionaria se refirió a la recurrencia de patologías en este tiempo de encierro por la pandemia.

El aislamiento y el encierro afectaron significativamente la vida de las personas. Los resultados de esta realidad aún son desconocidos. 

“Hubo un aumento generalizado de demanda de atención para salud mental en la cuarentena. Estas atenciones se tuvieron que tratar por la vía virtual. Hubo un primer momento de la pandemia, que fue la etapa de confinamiento, en que las personas tuvieron que adaptarse al encierro. Hubo que adecuar todas las normas. Luego hubo una segunda fase, en donde se flexibilizó la cuarentena, pero que se caracteriza por el agotamiento y la fatiga social. En estas dos fases las emociones asociadas a la coyuntura produjeron diversas patologías”, explicó Silva sobre el aumento de consultas.

“Desde la Secretaría (de Salud Mental y Adicciones) hemos reforzado el dispositivo remoto desde la fase 1, lo cual nos ha dado muy buenos resultados en todas las áreas operativas para el acompañamiento. Las mayores patologías estuvieron entre los más jóvenes y adolescentes, con el consumo problemático de sustancias”, explicó la psicóloga.

Diagnóstico

La Secretaría que encabeza realizó, la semana pasada, una mesa de trabajo interdisciplinario junto a referentes de los servicios de salud mental que funcionan en la zona sanitaria oeste de la provincia, a fin de realizar un diagnóstico de la situación con respecto de las problemáticas de la población en el contexto de la pandemia por coronavirus. 

En ese encuentro, participaron profesionales de las áreas operativas de Molinos, Cafayate, La Viña, Coronel Moldes, Cerrillos, La Merced, Campo Quijano, Rosario de Lerma e Iruya, quienes expusieron los principales casos que se presentan en sus respectivos servicios, como situaciones de violencia de género y adicciones o consumos problemáticos de sustancias, entre otros. 

Debido a las medidas de aislamiento preventivo, el abordaje asistencial se potenció a través de la modalidad virtual, aunque en algunos casos se continúa trabajando en territorio y de manera presencial, de acuerdo con las necesidades.

Silva detalló, en ese sentido, que “la población tiene miedos reiterados y pueden afectar las funciones cognitivas, pensamientos contradictorios, dificultades de la memoria, en la toma de decisiones, se producen pensamientos obsesivos, dudas y pesadillas”.

“Hay ansiedad, impotencia, irritabilidad, tristeza, anestesia emocional, incertidumbre y frustración”, dijo. 

“Si bien cada uno es diferente, cuando pase esta pandemia habrá quedado marcas en toda la sociedad”, anticipó la profesional.

Consenso

En los consultorios psicológicos privados también se percibió un significativo aumento de la demanda. 

Una psicóloga que atiende con otros colegas suyos confirmó que “sorprendió” la cantidad de demanda de asistencia.

“Habrá aumentado al doble”, dijo la Noel Pacheco Vélez ante la pregunta sobre el incremento en la cantidad de consultas en tiempos de pandemia. 

“La gran mayoría fueron consultas de adultos que se encontraban atravesando situaciones de ansiedad significativa. También aumentaron las consultas para niños y adolescentes, más aún”, afirmó. 

La cuarentena intensificó problemáticas no resueltas en parejas y en el vínculo con los hijos. El afuera perdió en parte la función de regular el adentro, al menos como lo hacía antes. El pedido de quedarse “en casa” impuso un encuentro permanente entre los convivientes.

“La sexualidad puso de manifiesto sintomatologías que responden a una excesiva demanda y mirada puesta en el cuerpo”, sostuvo la piscóloga. 

Con más tiempos vinculados al resto de los integrantes de las familias y con los espacios reducidos hubo otra mirada en los hijos. “Es increíble cómo los padres empezaron a ver crecer a sus hijos. Es tiempo de cobijar, de anidar, aún sin quererlo”, sostuvo. 

Describió que aumentó la violencia en general y la de género en particular. “El consumo de alcohol y otras drogas aparecen con más frecuencia en jóvenes y adolescentes . También el sobrepeso afectó mucho a las personas ante la reducción de los espacios y las actividades”, describió Pacheco Vélez.

Virtualidad y cuerpos

Los y las psicólogas también optaron, como única vía posible, por la atención por vía virtual para prevenir contagios. 

“No es lo mismo. Esto también les pasa a los docentes que enseñan por web y que no ven a sus estudiantes. Hay una pérdida del contacto con los cuerpos. Falta ese encuentro, que es tan importante para entender cuestiones muy humanas que es un registro muy importante, pero lo mismo se pudo y se podrá trabajar. Hay una incertidumbre sobre lo que pasará, que origina que aún no podamos aventurarnos a saber cómo saldremos de este fenómeno de encierro”, afirmó la psicóloga Pacheco Vélez.

El adentro y el afuera como condición

“Hubo un replanteo de los vínculos en todas las familias. Los padres sufrieron muchas angustias porque, de pronto, comenzaron a ser padres, cocineros y docentes. La vivienda, el hogar, pasó a ser un nido en el cual nos cobijamos. Anidar nos permite otra mirada especialmente de los padres que ven a sus hijos más chicos en el crecimiento, en los más adolescentes en los cambios y definiciones sexuales. Hay otro registro de los cuerpos por el encuentro de todos en un mismo tiempo y espacio. De pronto lo de afuera significa ahora un peligro por lo que ya no se puede regular como antes.

Solo las redes sociales regulan el adentro. También las condiciones de ingresos económicos fueron determinantes. Hubo muchas familias que quedaron sin ingresos y eso afectó a todo el funcionamiento de una familia. Freud dice que las condiciones externas condicionan el registro del cuerpo y del otro”, dijo Pacheco Vélez.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...