Mientras crece la conmoción por el crimen de Valentino Blas Correas, asesinado el jueves pasado por efectivos de la Policía de Córdoba después de evadir un control vehicular, aparecieron nuevos videos clave para el avance de la investigación.

En la primera grabación que fue difundida por los medios cordobeses se puede observar el lugar donde quedó detenido el Fiat Argo en el que viajaban el adolescente de 17 años junto con un grupo de amigos, entre bulevar Chacabuco y Corrientes en pleno centro. Está rodeado de policías, tal como habían afirmado la madre de Blas, su abogado y otros testigos que declararon en la causa.

El otro video, exclusivo de El Doce, muestra cuando el conductor y su novia frenan frente al Sanatorio Aconcagua en la calle Rondeau al 400. Blas agonizaba en el piso mientras los jóvenes intentaban convencer a un empleado del centro de salud de que les permitiera ingresarlo.

Esa persona les dijo que vuelvan a cargar al chico en el vehículo para llevarlo al Hospital de Urgencias, y ahora la Justicia intenta determinar cuál fue el motivo por el que se les negó atención inmediata en el Sanatorio.

La investigación

Hugo Luna, el abogado de uno de los policías imputados por el homicidio, dijo al mismo medio que su cliente recibió órdenes de sus superiores para detener el auto donde iba la víctima.

Por el asesinato de Correas hay dos efectivos presos imputados por homicidio agravado y se investiga si “plantaron” un arma vieja y dijeron que un supuesto testigo había visto cuando la tiraban desde el auto de los jóvenes.

Por su parte, la madre del adolescente asesinado sostuvo que seguirá adelante hasta las últimas consecuencias para que haya justicia para su hijo: “Nadie me dejaba acercarme. Ahí me cayó la ficha, me sacaron del medio para seguir haciendo el chanchullo. Me da mucho miedo. Tengo miedo a la policía, a lo que vayan a hacer”. 

“Siente culpa”

El doctor Osvaldo Rubiolo, psiquiatra del joven amigo de Blas que manejaba el auto que fue acribillado por la policía, habló en PLX Pulxo 95.1 FM sobre el “doble desafío” que significa para él acompañar al chico y a su novia.

“Vamos a tener que trabajar mucho, porque el aparato psíquico se ve invadido por un hecho que nadie esperaba. El trauma es violento y genera trastornos a largo plazo”, señaló el profesional sobre las secuelas del hecho. 

Además se refirió al estado emocional de su paciente y afirmó que sus sentimientos van “desde pena, tristeza, drama permanente que genera estado de ansiedad, inquietud”, así como también “angustia, bronca, rabia, decepción. Lo primero que aparece en estos hechos es la culpa”, resaltó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...