Rusia aprueba su vacuna contra COVID dejando dudas

El Gobierno de Rusia aprobó su vacuna contra el coronavirus. El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró ayer que la inmunización -que había suscitado las dudas de los expertos por la velocidad de sus ensayos y la opacidad de sus datos- ya está lista, que es "segura" y "bastante eficaz". Afirma que Rusia es el primer país del mundo en registrar una inmunización y que una de sus dos hijas, de 35 y 33 años, la probó y que está bien. "Una de mis hijas se puso esa vacuna, participó en el experimento", declaró Putin.

"Todo va como si no se hubiera hecho nada", añadió.

El fármaco ruso, desarrollado por un instituto estatal, está todavía a punto de empezar la fase tres de los ensayos y su investigación aún no se publicó en revistas científicas de primer nivel, como sí ocurrió con vacunas en fases avanzadas, como la estadounidense de Moderna o la de Oxford y AstraZeneca. Las autoridades rusas dijeron que los trabajadores sanitarios serán los primeros en recibir la vacuna, que será voluntaria y, después, maestros y grupos de riesgo.

La campaña de inmunización para los sanitarios empezará a final de mes, según la viceprimera ministra Tatiana Golikova, encargada del operativo para luchar contra el coronavirus. La vacuna se llamará, para el mercado exterior, Sputnik V, en un guiño al satélite que puso en órbita la Unión Soviética en 1957, durante la Guerra Fría, convirtiéndose en el primer país del mundo en lograrlo y superando a EEUU en la carrera espacial. Desarrollada en el Instituto Gamaleya de epidemiología y microbiología y financiada por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) -el fondo de riqueza soberana de Rusia, que cuenta con un capital reservado de unos 10.000 millones de dólares (8.500 millones de euros)-, la vacuna que Rusia se acaba de aprobar y concluido ya la fase dos. Se ha probado en "voluntarios" militares y en dos grupos de civiles "voluntarios remunerados"; también, en algunos de los científicos que trabajan en el programa, algo que ha generado un sonoro debate ético. Ahora, ha recibido el registro temporal (equivalente a su aprobación por las autoridades sanitarias), lo que permite que se pueda dispensar de forma amplia a la población. Una de las metas del líder ruso es devolver a la ciencia del país el prestigio de los tiempos soviéticos, que sin embargo ha perdido por la falta de financiación y apoyo público. Los expertos llevan semanas alertando del riesgo de aprobar la vacuna antes de tiempo y ven en la rapidez de los ensayos rusos una cuestión política. La Asociación de Organizaciones de Investigación Clínica de Rusia, que reúne a grandes farmacéuticas de renombre, le pidió al Gobierno en una carta que no se apresure y que aplace la aprobación de la inmunización hasta que concluya con éxito la fase tres.

La OMS señaló que deberá seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo y que se están llevando a cabo con el resto de vacunas que están en proceso. "Hay cientos de vacunas (contra la COVID-19) en proceso de prueba, y deben cumplir las guías y regulaciones para proceder de forma segura", dijo.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...