¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
3 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Preocupa la contaminación en la Reserva del Campo Alegre

El Club Amigos de la Montaña asegura que los visitantes cortan leña, tiran basura y prenden fuego. Piden apoyo estatal.
Domingo, 16 de agosto de 2020 12:51

La gente del Club Amigos de la Montaña (C.A.M.) de Salta mostró su preocupación por la gran degradación que realizan los visitantes que llegan hasta la reserva que tienen en el dique Campo Alegre. Hasta denuncias en la Comisaría de La Caldera hicieron, sin embargo apelan a la conciencia de quienes utilizan el espacio verde.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La gente del Club Amigos de la Montaña (C.A.M.) de Salta mostró su preocupación por la gran degradación que realizan los visitantes que llegan hasta la reserva que tienen en el dique Campo Alegre. Hasta denuncias en la Comisaría de La Caldera hicieron, sin embargo apelan a la conciencia de quienes utilizan el espacio verde.

 

El lugar es un edén verde que se encuentra por la ruta nacional 9, a unos 30 kilómetros de la ciudad capital, en el famoso camino a Jujuy “por la cornisa”.

 

“La reserva se encuentra emplazada a orillas del dique Campo Alegre, limitando con la costa de uso público. Esta situación a lo largo de los años ha generado una preocupación constante ya que algunas personas que acampan para pasar el día o pescar ingresan sin autorización a la reserva para contar árboles y robar leña para realizar fogatas. En estos tiempos de vientos y sequedad en el ambiente tornar peligroso cualquier fuego. Estas prácticas dañan la flora y las forestaciones realizadas, como así también ha generado incendios en algunas oportunidades”, dice un documento escrito por Helena Bustamante, que es vocal de la CD y quien lleva a adelante la Reserva junto a Jorge Carracedo y Guillermo Elenrrieder. 


Desde el club han realizado gestiones en distintas reparticiones que pudieran tener injerencia en esta problemática para pedir una reglamentación que prohíba la realización de fogatas en la costa. Con el fin de aportar a la prevención y lucha contra el fuego en el 2017 el club donó equipamiento a la Asociación de Bomberos Voluntarios de la Caldera.
El otro grave problema es la basura dejada en la costa por algunos visitantes que contamina no sólo visualmente, sino que afecta la fauna existente y es un peligro para la gente. En la zona se encuentra de todo: pilas, botellas de vidrio rotas, latas, etc. 
Como un dato hay una comparación. En tiempos de cuarentena absoluta, desde mediados de marzo hasta fines de abril, como no podía ir nadie la naturaleza se recuperó de una manera maravillosa. Cuando se flexibilizaron las prohibiciones la gente volvió con sus malos hábitos y todo siguió ensuciándose como siempre.
“En estos tiempos la gente cree que tiene derechos y no obligaciones. Y por eso destrozan la naturaleza y creen que tienen el derechos de tirar una botella a un arroyo, que pueden destrozar o cortar árboles para prender fuego. No hay conciencia del daño que hacen”, dijo Graciela Isasmendi, miembro de la Comisión Directiva del Club.


El lugar cuenta con un guardaparque y la colaboración de los socios. “Lo tenemos a don Bartolo que es un hombre grande y sin embargo cuando se acerca a los visitantes a pedirles las consideraciones para acampar lo tratan mal”, dijo con dolor Graciela. Se trata de personas que van, muchas veces en familia, a pasar un día pescando, disfrutando de la naturaleza que ensucian y que increíblemente vuelven a la semana siguiente. No cuidan lo que habitan y pretenden que la gente del Club limpie todas las semanas su basura.
“Tanto en el pedido de no realización de fuego como en la recolección de basura en la costa, ésta es una tarea muy difícil sin la colaboración de las autoridades que tienen potestad sobre el espacio público”, concluye Bustamante.


Información oficial


Desde la CD del Club enviaron el documento donde destacan que “desde su creación se realizan diversas actividades en pos de lograr la conservación y recuperación de los ecosistemas y especies presentes en el área. Entre ellas podemos citar las tareas de control y vigilancia, la producción y plantación de árboles, monitoreos de flora y fauna, tareas de investigación, prácticas de estudiantes y actividades recreativas y educativas de las escuelas de la zona. Así también el club desarrolla cursos de rescate, primeros auxilios, observación de aves, campamentos, actividades de camaradería e institucionales. Cabe destacar que el club dicta desde hace 30 años un curso de iniciación al montañismo para adultos y 14 un curso para niños”, escribió Bustamante.

PUBLICIDAD