La obra del acueducto de Campo Alegre tiene un avance del 80%

Desde que arrancó la megaobra para potabilizar el agua del dique Campo Alegre y abastecer a La Caldera, Vaqueros y zona norte de la capital salteña nunca pararon los trabajos. Solo eso representa un gran avance en el medio de un lamentable historial argentino de iniciativas públicas truncas o desviadas.

La primera etapa del proyecto estaría habilitada en febrero del año próximo, según adelantó a El Tribuno el ministro de Infraestructura de la Provincia, Sergio Camacho, luego de que el gobernador Gustavo Sáenz presentara ayer el estado de la obra en una teleconferencia con el presidente Alberto Fernández.

La construcción tiene un avance del 80%. Se inició en la segunda mitad de 2017 y está a cargo de la empresa Supercemento, con un presupuesto de $776 millones, financiado a través de un crédito que fue otorgado a la Nación por lo que fue la Corporación Andina de Fomento (CAF) y que ahora se denomina Banco de Desarrollo de América Latina.

La planta potabilizadora fue emplazada en el extremo norte de La Caldera. Se surtirá por una cañería que parte desde el paredón del dique Campo Alegre. Una vez tratada el agua, un acueducto de más de 20 kilómetros de extensión llevará el servicio vital a unos 200.000 habitantes de La Caldera, La Calderilla, Vaqueros y las barriadas de la parte norte de la ciudad de Salta.

Planes de ampliación

El proyecto contempla una segunda etapa, para extender el acueducto de Campo Alegre hasta el cerro 20 de Febrero, donde se prevé construir una cisterna a una altura que permita abastecer, por gravedad, a la zona este, sureste y centro de la capital.

"El financiamiento para la segunda etapa fue solicitado para que esté dentro del plan federal de agua y saneamiento, en el que la Provincia presentó 211 obras. Esa es la magnitud de lo que es necesario hacer en términos de agua y de saneamiento en Salta", contó Camacho.

La iniciativa, si llega a concretarse, pondría fin a la problemática de la falta de agua, que lleva décadas, principalmente en la zona este de la ciudad, en barrios como Floresta y Canillitas.

Entre los proyectos presentados por el Gobierno salteño para el plan nacional de agua y saneamiento, se encuentra también la construcción de las plantas de tratamiento de líquidos cloacales de Orán, Pichanal, Yrigoyen, Colonia Santa Rosa, Cafayate y Cachi. Las obras correspondientes al norte provincial, por cierto, tendrían que haber sido finalizadas con los ya desaparecidos programas provinciales del Fondo de Reparación Histórica y del Bicentenario.

Planta depuradora

Sáenz también dio a conocer ayer los avances en el proyecto para la construcción de una planta depuradora de líquidos cloacales en la zona sur de la ciudad de Salta. Señaló que el plan ejecutivo para la obra se enviará mañana al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Al respecto, el ministro de Infraestructura estimó que, si todo marcha como lo previsto, la planta depuradora comenzará a edificarse "sobre fin de año o a principio de 2021".

"Esa planta va a permitir, con una inversión de 96 millones de dólares, tratar prácticamente las tres cuartas partes del servicio de cloacas de la ciudad y con el beneficio que eso significará para frenar la contaminación del río Arenales", dijo Camacho.

Detalló, además, que en el proyecto se tiene diagramado, aunque todavía no existe el financiamiento, agregar una colectora de los efluentes de la zona de San Luis.

Se generaron más de 200 puestos de trabajo con la obra

Sáenz habló con el Presidente sobre el acueducto de Campo Alegre.

En teleconferencia, el gobernador sostuvo que la gestión de Fernández es federal.

“La obra pública no solo dignifica sino también genera trabajo”, dijo ayer el gobernador Sáenz en la videoconferencia que encabezó el presidente Alberto Fernández para presentar un plan de reactivación de obras públicas. En la oportunidad y desde sus provincias también participaron los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich; de Misiones, Oscar Ahuad; de Córdoba, Juan Schiaretti, y de La Pampa, Sergio Ziliotto.

El mandatario salteño hizo una exposición desde la planta potabilizadora que se construye en La Caldera y con la que se abastecerá de agua del dique Campo Alegre a esa localidad, a Vaqueros y al norte de la capital salteña.

Sáenz destacó la importancia del acueducto. “Fue muy esperado por los salteños porque proveerá de agua potable a más de 200 mil vecinos, además de generar más de 200 puestos de trabajo”, dijo el gobernador. 

Manifestó que “son prioritarias las obras de agua y saneamiento” e informó al Presidente que ya se enviaron al Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa) más de 200 proyectos de agua y saneamiento, como así también ya están licitados y se adjudicarán la próxima semana los pozos de agua para comunidades originarias del norte salteño.

“Estamos comenzando a ver lo que tanto tiempo se pregonó y pocas veces se hizo: federalismo”, subrayó el titular del Ejecutivo provincial.

“En Salta faltan muchas cosas, pero en ocho meses de gobierno y trabajando en forma conjunta en un momento triste y doloroso, seguimos mostrando que se puede con imaginación, voluntad, compromiso y responsabilidad”, afirmó.

Fernández sostuvo que su gestión tiene una visión federal. “Hay un presidente y 24 gobernadores unidos. Nuestro proyecto es que la Argentina se integre y cada uno pueda desarrollarse en el lugar en que nació”, dijo el Presidente.

“Vinimos a poner de pie a la Argentina. Y no queremos que esté de pie algún tiempo, queremos que se ponga de pie para siempre”, agregó.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...