Municipios
Un pedido al Señor y la Virgen del Milagro en Metán
El padre Carlos Castillo dijo que como ocurrió en el terremoto de 1948, brindarán protección

En San José de Metán se vive un tiempo del Milagro muy especial y con cambios significativos por el contexto de pandemia por el coronavirus.

La novena se venía rezando en la parroquia a las 17 con la presencia de solamente 120 fieles, respetando el distanciamiento y el uso de tapabocas. A su vez es transmitida por las redes sociales.

Pero esto ocurrió hasta el viernes pasado, porque debido al anuncio de un nuevo caso positivo de COVID-19 de un médico de la localidad, el Comité Operativo de Emergencia (COE) tomó nuevas medidas que se sumaron a las anunciadas por el Gobierno de la Provincia.

"Se informa que las celebraciones del Milagro se desarrollarán sin presencia de fieles, con máximo de 10 autoridades que participarán de la santa misa y la renovación del pacto de fidelidad que será transmitido vía online, por redes sociales. Las imágenes del Señor y Virgen del Milagro realizarán un recorrido simbólico alrededor de la plaza San Martín", informaron oficialmente desde el organismo.

La novena se seguirá transmitiendo por streaming a las 17, a cargo del párroco, Carlos Castillo, con una repetición a las 21, en la que participan otros sacerdotes de manera virtual.

A través de Facebook se pueden seguir las transmisiones en directo en "Milagro Metán 2020".

El Milagro metanense tuvo origen un 25 de agosto de 1948, cuando un fuerte terremoto asustó a los vecinos que se encontraban entregados al reposo en esa madrugada, que luego se llenó de fe. Fue esa la causa determinante del surgimiento de los cultos en Metán, debido a que minutos después vecinos acudieron a la parroquia San José, única existente en esa época, y solicitaron la apertura del templo para orar. Luego se organizó un novenario y una procesión.

Justamente el patrono de Metán es San José, pero existe una gran devoción en la zona hacia los patronos salteños.

Por primera vez en 72 años

Por primera vez en 72 años este 25 de agosto no habrá procesión con la presencia de fieles que colmaban la zona céntrica en la que se encuentra la parroquia Señor del Milagro.

Las imágenes serán colocadas en vehículos y se hará un recorrido por las calles.

"Estamos viviendo momentos difíciles. Veníamos desarrollando la novena solamente con la presencia de 120 fieles y un protocolo muy estricto. El lema de este año es "Un Milagro que contar" porque debido a la pandemia ya no existe la misma conexión entre nosotros", dijo el padre Castillo a El Tribuno.

"Nuestra conexión es fundamental para contar este Milagro metanense que fue creciendo con los años con sacerdotes como monseñor José Vicente Tejerina", destacó el cura.

"Le pidamos al Señor y la Virgen del Milagro, como se hizo en el terremoto de 1948, que cese esta pandemia, que nos bendigan, nos brinden consuelo y fortaleza para salir de estos difíciles momentos", concluyó Castillo.