Vuelven los reclamos de las comunidades

Integrantes de la comunidad wichi de Santa Victoria volvieron a reclamar atención. Los indígenas aseguran que no llegó el dinero de las asignaciones, las jubilaciones, el ingreso familiar de emergencia (IFE) y las pensiones. Le apuntan al Correo Argentino y reclaman que el organismo vuelva a pagar el dinero en cada una de las comunidades y no focalice los pagos en Santa Victoria Este, para evitar aglomeraciones.

Allí solo existe un cajero automático que congrega a una multitud en las fechas de pago. Esto es lo que quieren evitar para detener la propagación de contagios.

Desde la Provincia confirmaron que esta semana llegarán con los módulos alimentarios y los planes nacionales y provinciales. Sucede también que la última entrega fue en la última semana de julio y no volvieron en lo que va de agosto. Los pagos comienzan la semana que viene.

Fuentes del hospital local informaron que hasta la fecha tienen a 27 personas infectadas, pero aseguran que en las comunidades, en lo profundo del monte, hay más casos que no están registrados. "Hay muchos infectados sin seguimiento ni protocolos, se quedan en las comunidades porque tienen miedo a que los trasladen a Orán o Tartagal, donde ya están desbordados", dijo Abel Mendoza, cacique de Santa Victoria.

El hospital local promueve acciones preventivas de aislamiento que son impracticables en las comunidades. Del otro lado, los indígenas con síntomas también le temen al ya colapsado sistema en Orán y Tartagal.

Isabel, la mamá del cacique Mendoza, tiene todos los síntomas y nunca le hicieron un hisopado. Así, los casos son muchos más monte adentro, aseguran.

Corte de ruta

Sin plata de los planes, sin posibilidades de trabajo, con miedo a los contagios, algunas comunidades cortaron la ruta 54 a la altura del pueblo de Santa María, y todo se vuelve un caldo de cultivo para contagios. "Necesitamos asistencia sanitaria urgente, necesitamos que intervengan el INAI y las oficinas de Nación", dijo Mendoza.

"Necesitamos darle visibilidad en medios, además estamos elaborando una nota entre distintas organizaciones para hacerla circular y buscar buscar adherentes, para mandar virtual y formalmente a los responsables de los diversos organismos para ver si hacen algo", concluyó.

A los flagelos históricos se suma el miedo al coronavirus. Vuelve la temporada de dengue, deshidratación, agua con arsénico, inundaciones y el contexto actual de la pandemia no anticipan un buen panorama para superar los problemas de todos los años.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...