¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
1 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Tres argentinos siguen "empachados" de títulos en Rusia

Emanuel Mammana, Emiliano Rigoni y Sebastián Driussi festejaron con el Zenit su tercer campeonato en un mes.
Sabado, 08 de agosto de 2020 00:50

El Zenit de San Petersburgo, con el argentino Sebastián Driussi de titular, el ingreso de Emiliano Rigoni y Emanuel Mammana fuera de convocatoria, se consagró hoy campeón de la Supercopa de Rusia, al superar por 2-1 al Lokomotiv de Moscú, y lograr el tercer título de la temporada.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Zenit de San Petersburgo, con el argentino Sebastián Driussi de titular, el ingreso de Emiliano Rigoni y Emanuel Mammana fuera de convocatoria, se consagró hoy campeón de la Supercopa de Rusia, al superar por 2-1 al Lokomotiv de Moscú, y lograr el tercer título de la temporada.

En el VEB Stadium del Dínamo de Moscú -con un 25 por ciento de capacidad-, el Zenit, donde también estuvo desde el arranque el colombiano Wilmar Barrios, ex Boca, se impuso gracias a los goles del gigante Artem Dzyuba y Magomed Ozdoev.

El argentino Driussi tuvo una buena actuación, incluso con un remate que pasó rozando el travesaño, en el arranque del encuentro, y la asistencia para Ozdoev, para el 2-0 parcial en el segundo tiempo.

Rigoni, en tanto, entró en tiempo de descuento para intentar ganar minutos y levantar el trofeo, el tercero en la temporada después de obtener la Premier League rusa al superar por 23 unidades al mismo Lokomotiv Moscú (terminó siendo el subcampeón), y la Copa de Rusia, tras vencer en la final al Khimki por 1 a 0.

Mammana, en tanto, no fue convocado, luego de haber disputado a finales de julio su primer partido oficial -ante el Rostov- en más de nueve meses tras romperse el ligamento de la rodilla izquierda.

Sin lugar en el equipo, incluso, este viernes fue anunciada la cesión a préstamo del ex River al Sochi, equipo de la División de Honor rusa, que es conocido como el filial del Zenit.

El técnico, Serguéi Semak, según trascendió, lo tenía en un cuarto escalón dentro de los marcadores centrales, por lo que le interesa que tenga minutos de juego para recuperar su nivel.

Se trató del quinto título de Supercopa para el Zenit, lejos todavía del CSKA Moscú -flamante club del delantero juvenil Adolfo Gaich-, que tiene siete.

PUBLICIDAD