HSBC, bajo la lupa por fraude en traspaso millonario de dólares

El banco británico HSBC, que tiene sucursal en esta provincia, permitió que se transfirieran millones de dólares por todo el mundo de manera fraudulenta incluso después de tener constancia del engaño, de acuerdo con documentos secretos filtrados, informó la cadena BBC.
La entidad bancaria, la mayor del Reino Unido, movió el dinero mediante su negocio en Estados Unidos a cuentas del HSBC en Hong Kong en 2013 y 2014, según se desprende del fichero confidencial.
Los documentos fueron filtrados al portal Buzzfeed y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación mientras que el programa británico de investigación Panorama lideró la pesquisa para el canal púbico BBC.
Esa cadena indicó ayer que los ficheros destapados detallan cuál fue el papel de ese banco en un fraude de inversión valorado en 62 millones de libras (80 millones de dólares).
El HSBC siempre ha sostenido que cumplió con sus obligaciones legales a la hora de denunciar esa actividad.
Los documentos muestran también que la estafa de inversión -conocida como esquema Ponzi- comenzó al poco de que el banco británico fuera sancionado con una multa por valor de 1.400 millones de libras (1.900 millones de dólares) en Estados Unidos por operaciones de blanqueo de dinero y desde entonces se había comprometido a erradicar ese tipo de prácticas.
Según la BBC, abogados de algunos de los inversores que fueron embaucados en esas operaciones consideraron que la entidad debería haber adoptado medidas antes para cerrar las cuentas de los defraudadores.
Los ficheros FinCEN son 2.657 documentos, entre los que figuran 2.100 informes sobre actividades sospechosas (o SARs, en inglés), que incluyen información sobre transacciones que levantan sospechas a los propios bancos.
Estos envían esos informes a las autoridades pertinentes si sospechan que sus clientes están incurriendo en actividades ilícitas y en caso de que tengan evidencias de prácticas de actividad delictiva deben dejar de mover su dinero.
La filtración muestra cómo se blanqueó dinero mediante algunos de los mayores bancos del mundo y cómo los delincuentes emplearon compañías británicas anónimas para ocultar el dinero.
Fergus Shiel, parte de ese consorcio, indicó que los ficheros aportan conocimiento sobre “lo que saben los bancos de los vastos flujos de dinero sucio que circula por todo el globo”.

Caen sus acciones

Las acciones de HSBC se desplomaron ayer a su mínimo nivel en 25 años por el temor a que China imponga sanciones al gigante bancario, y por acusaciones de no denunciar presuntas actividades fraudulentas.
Las acciones cerraron con pérdidas de 5,33%, a 29,30 dólares de Hong Kong (unos 3,8 dólares), un nivel que no se había visto desde 1995, por la preocupación de los inversores sobre la capacidad del banco de hacer negocios en China y Hong Kong. El desplome se produjo después de que el periódico estatal chino Global Times informara que el banco podría ser una de las compañías incluidas en la “lista de entidades no confiables” de Pekín.    

Un banco con varios antecedentes 

El banco HSBC fue denunciado por un fraudulento traspaso de 80 millones de dólares, pero esta no es la primera vez que la entidad bancaria es puesta bajo la lupa de investigadores.
El HSBC se disculpó a mediados de julio de 2012 por el escándalo en el que estuvo inmerso luego de que el Senado de Estados Unidos dijera que la entidad lavó dinero del narco mexicano y de otros focos del lavado de dinero mundial.
En un comunicado, el HSBC anunció que “acepta sus errores, que responderá por su acciones y se comprometerá a reparar lo mal hecho”.
El informe indicó que miles de millones de dólares provenientes del narcotráfico o el terrorismo internacional se podrían haber infiltrado en el sistema financiero estadounidense.
Carl Levin, presidente de la subcomisión que emitió el informe, afirmó que el banco lavó grandes sumas de dinero y habló de una cultura “contaminada” que permitió al HSBC trabajar con clientes que recibían fondos sospechosos desde lugares como México, Irán, las islas Caimán, Arabia Saudita y Siria.
En 2016, la Justicia en lo Penal Económico inició la investigación de más de 4.000 cuentas de argentinos en Suiza del banco HSBC.
Fue la causa por delitos económicos más grande del país: 222 imputados por asociación ilícita, lavado de dinero y evasión agravada por la fuga de más de 3.500 millones de dólares. La investigación involucra a banqueros, directivos de las principales multinacionales y hasta al exministro de Hacienda y Finanzas Públicas de la Nación, Alfonso Prat Gay.
La lista de los 222 imputados está encabezada por el presidente de la filial argentina del HSBC, Gabriel Martino. El banquero ingresó en las filas del holding bancario en 1989, tras graduarse como contador público en la Universidad Católica Argentina. Está acusado por los delitos de asociación ilícita y lavado de activos.
El fiscal Navas Rial y la jueza Straccia sospechaban que Martino montó una organización junto a otros 20 directivos y empleados de la entidad bancaria para facilitar el blanqueo, la fuga de divisas y la evasión fiscal. Después de quedar imputado en esta causa, el Banco Central -durante la gestión de Alejandro Vanoli- ordenó el desplazamiento de Martino de su cargo. Sin embargo, días más tarde el banquero recuperó su lugar como presidente del HSBC Bank Argentina, luego de haber dado “cumplimiento de los pasos legales y administrativos” que tuvieron lugar tras un fallo judicial que ordenó suspender los efectos de la resolución.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...