Su mamá murió por  coronavirus y pide el acta de  defunción

En dos semanas, la vida de la familia de Catalina Sofía Gerónimo cambió radicalmente y de la peor manera. Durante esos 14 días, la salud de esta mujer de 53 años se deterioró a causa del coronavirus.

Y esa es la vertiginosidad que propone esta enfermedad.

"En dos semanas se apagó su luz", expresó Luis Fernando Gerónimo (34) cuando se refirió a su mamá, que trabajó durante más de 29 años como enfermera en el hospital Señor del Milagro.

Sofía trabajaba los fines de semana, pero cuando empezó la pandemia le pidieron trabajar más y comenzó a realizar horas guardia por falta de personal. Ella comenzó con síntomas el viernes 12 de septiembre y, el lunes siguiente, su estado de salud ya estaba delicado.

En un acto de desesperación, le pidió a su esposo que la lleve a una clínica. Le realizaron unos estudios y le dieron como resultado que tenía neuropatía. No la hisoparon porque no había reactivos. Injustamente, y en un claro abandono de persona, le pidieron que haga reposo en su casa.

Su hijo Luis no se quedó quieto y buscó un laboratorio privado para que le realicen el test. Finalmente consiguió que a su mamá le hagan el examen y el resultado fue el que todos temían. "Salió positivo", expresó el joven y aclaró que su papá y sus hermanos también contrajeron la enfermedad porque vivían todos en la misma casa.

"Lo que pasó con mi mamá fue complicado. No había camas y se quedó en la casa con internación domiciliaria que da el IPS. Ella le tenía miedo a esta enfermedad y quizás eso fue lo peor, tuvo una semana que mejoró pero después el viernes 18 empeoró y recién ahí nos dijeron que había que internarla", expresó.

Hasta que el sábado no hubo ninguna mejoría, la tuvieron que entubar y a las cuatro de la tarde tuvo un paro cardiorespiratorio y la luz de Catalina Sofía se apagó para siempre.

Peregrinación

Pero esta pandemia, además del colapso sanitario también trajo aparejado otros cientos de problemas que pusieron en la mesa la dificultad del Estado para solucionar otros temas como la entrega de un acta de fallecimiento.

"Tenía que hacer los trámites del fallecimiento de mi mamá y el único que estaba sano era yo, así que me tuve que mover. Ese lunes me armé de valor y empecé a llamar al Registro Civil y nadie te atiende. Así que fue personalmente para ver qué hacer. Me dijeron que solo estaban con guardias mínimas porque había muchos contagios en el organismo", afirmó.

El acta de fallecimiento es fundamental para hacer cualquier trámite. Si se quiere dar de baja una tarjeta o gestionar una pensión se necesita ese documento, no hay ningún tipo de excepción, ni siquiera en pandemia. Cada vez que Luis quiso empezar un trámite en la tarjeta o en la Anses, le pedían el acta por lo que esa gestión siempre quedaba trunca.

"Quiero pedir al que sea responsable que se pueda agilizar el trámite para acceder al acta de defunción porque la necesitas para continuar con este dolor. Hasta antes de la vuelta a fase uno se estaban dando las actas de defunción pero ahora el sistema está caído y no hay una respuesta rápida. Ahora están cerradas las puertas y nos piden que esperemos hasta el 15 de octubre", expresó.

Luis pide una guardia mínima que sirva para avanzar. "Se va juntando los trámites y después va haber mucha gente con este problema", afirmó. Y agregó: "Yo no puedo seguir con los trámites de mi mamá así. Mi familia atraviesa un gran dolor y se suma el problema económico".

Luis vive en Santa Lucía -zona oeste- y es auxiliar de plástico en una fabrica. Ahora está a cargo de su papá -remisero- y hermanos que están aislados y esperan recibir el alta en las próximas horas.

"No tenemos miedo hasta que no te toca. Salgo a la calle y en cada esquina escucho a alguien decir que tuvo un familiar o está enfermo. Cuando mi mamá cayó, estaba de vacaciones y tuve que ponerme al hombro a mi familia porque no los podía ver así. Les daba de comer, les limpiaba la casa. Tengo dos hermanos de 15 y 18 y son ellos los que me necesitan porque a esa edad es medio difícil perder a su mama", finalizó.

Finalmente, el Registro Civil decidió habilitar un mail para solicitar las actas de defunción (ver recuadro). "Los ciudadanos necesitan esas actas para hacer los tramites y les teníamos que dar una solución. Esta semana vamos a normalizar este tema que tanto aflige", dijo Verónica Saicha.

Por correo elecrónico

El Registro Civil puso a disposición el mail rcs.defuncioncovid@gmail.com para poder acceder al acta de defunción de fallecimientos por casos de COVID-19. En el asunto se debe colocar apellido, nombre y número de DNI del fallecido y en el cuerpo del mensaje, el apellido y nombre completo, número de DNI del fallecido, lugar y fecha del fallecimiento, y los datos del solicitante: apellido, nombre y DNI del solicitante, vínculo parental y número de teléfono.
En un plazo de 48 horas recibirá una respuesta y se enviará el acta de defunción en formato PDF con la firma digital. 
En diálogo con El Tribuno, la titular del organismo, Verónica Saicha, confirmó que se esta trabajando para normalizar la situación que sufrió un retraso y dijo que, a partir de esta semana, se van a enviar por mail las partidas de defunción. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...