Nueve meses después de su irrupción en China, la pandemia de COVID-19 sobrepasó el millón de muertes en el mundo, entre múltiples rebrotes de casos en varios países que ya habían sufrido una primera ola devastadora.

Se confirmaron oficialmente se registraron 1.000.009 decesos en el mundo, de un total de 33.018.877 casos detectados, mientras que 22.640.048 personas sanaron, según las autoridades. Las regiones más afectadas en número de decesos son América Latina y el Caribe (341.032 decesos, de 9.190.683 casos), Europa (229.945; 5.273.943) y Estados Unidos y Canadá (214.031; 7.258.663). 

Estados Unidos es, con diferencia, el país más afectado en número de muertes y casos, con casi 205.000 fallecidos. Le siguen Brasil con 141 mil muertes, India con 94 mil, México con 76 mil y el Reino Unido con 42 mil.

El viernes, la Organización Mundial de la Salud advirtió que las muertes por covid-19 podrían duplicarse y alcanzar los dos millones si no se mantienen medidas para evitar la propagación del virus, mientras Europa enfrenta otra ola de contagios y Estados Unidos registra nuevos picos de infección.

En Asia, la capital económica y ciudad más importante de Birmania, Rangún, enfrenta un repunte de infecciones, que hace temer a los médicos que se constaten miles de casos nuevos en los próximos días. Pese a estos rebrotes, en Australia, la situación parece estabilizarse. En Melbourne, la segunda ciudad más grande, el toque de queda nocturno en vigor se levantará el lunes, casi dos meses después de haber sido impuesto. 

En Europa, las restricciones se multiplican para contener los nuevos brotes. La región de Madrid, en España, se apresta a extender las restricciones en vigor a nuevas áreas. A partir del lunes, 167.000 habitantes adicionales (superando así un millón de personas) solamente podrán salir de sus barrios para ir a trabajar, al médico o llevar a sus niños a la escuela.

En el Reino Unido, casi la mitad de Gales estará en confinamiento local: a partir de las 18H00 de este domingo, estará prohibida la entrada o salida en las ciudades de Cardiff y Swansea, salvo razones profesionales o estudiantiles.

En Francia, un colectivo de médicos pidió implementar “desde este fin de semana medidas drásticas”, para evitar “una segunda oleada más difícil de gestionar para hospitales y unidades de cuidados intensivos que la primera”.

En Bruselas, bares y cafeterías tendrán que cerrar sus puertas a las 23 horas a partir de hoy lunes. Y en Italia, los ‘tifosi’ se sienten muy frustrados porque, por ahora, los estadios de la península no pueden acoger a más de mil aficionados por partido.

Estas estrictas medidas provocan descontento y protestas en todo el mundo, como en Londres donde, el sábado, diez personas fueron detenidas y cuatro policías resultaron heridos en una manifestación que concentró a miles de opositores a las restricciones.

La letalidad del coronavirus

Como sucede con otras enfermedades, la letalidad del coronavirus -la proporción de personas que mueren entre los infectados en un período y área determinados- varía de país en país, e incluso de ciudad en ciudad, aunque el promedio mundial es del 3% aproximadamente.

El país con más muertes per cápita por coronavirus del mundo es San Marino; le siguen Perú, Bélgica, Andorra, España, Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador. En términos absolutos, después de Estados Unidos, se ubican Brasil, la India, México, Reino Unido, Italia, Perú, Francia, España e Irán. En tanto, el país con la tasa de letalidad más alta del planeta es Yemen (28,9%), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...