La noche en la que Farid Salím se volvió “inmortal”

Hace 61 años, más precisamente el 20 de enero de 1960, Farid Salím (1936-2018) vivía su noche de gloria en el boxeo argentino en el mítico Luna Park. Cuando ya el día estaba en sus últimas horas venció al marplatense Juan Carlos Durán por decisión unánime y se coronó campeón argentino de los medianos. Fue el primer púgil salteño en lograr semejante reconocimiento.
Su triunfo le abrió el camino a muchas esperanzas boxísticas que se desarrollaron en Salta y que todavía tratan de emular la gran consagración de “Farido” a los 23 años. 
En Salta se siguió aquella pelea a través de radios y altavoces que se colocaron en la plaza 9 de Julio. Durán comenzó dominando el primer round, pero a partir del segundo se pudo imponer la calidad técnica de Salím para no darle chances a su rival hasta el campanazo final. 
La precisión de sus golpes fue una de las virtudes que tuvo Farid, eran “bombas” a la humanidad del marplatense, que siempre se sintió incómodo. Los jueces de la contienda no dudaron del triunfo de Salím y lo reflejaron en las tarjetas.
Cabe destacar que Salím ya tenía pergaminos que mostraban sus grandes cualidades antes del pleito contra Durán. Se inició en el deporte de los puños a las 11 años y antes de que cumpliera 19 ya era bicampeón argentino de novicios; también se coronó campeón rioplatense, militar y latinoamericano.
Su figura sigue siendo reconocida, al punto que se creo un proyecto para la creación de un monumento en su reconocimiento. 

Temas

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...