Vecinos reclaman la falta total de  limpieza en un barrio

En el barrio privado Solares de Benicio, vecinos reclaman la falta de mantenimiento del lugar. Cabe señalar que es el primer y único barrio privado que hay en la Ciudad Termal.

Está ubicado frente de la avenida Las Carretas, donde está uno de los tres ingresos al lugar.

En el barrio Juan Domingo Perón, justo al frente del paseo San Nicolás también se puede acceder al barrio. En dicho lugar viven dos de las vecinas afectadas por el estado en el que se encuentran las calles y algunos lotes, llenos de yuyales de gran altura.

María Castellanos, una de las vecinas que vive en lugar, desesperada acudió a El Tribuno para relatar sus problemas y sobre todo pedir una solución.

"Hace poco tiempo que vivo en el barrio, y desde que me mudé vengo reclamando por el estado de las calles. Fuimos los vecinos varias veces a las oficinas de Solares de Benicio a hacer los reclamos y nos dicen que ellos tienen convenio con la comuna y que por lo tanto ellos son los que se encargan del alumbrado público y del mantenimiento de las calles".

"Pero sin embargo cuando vamos a la Municipalidad nos dicen que no les corresponde hacer el mantenimiento porque es un barrio privado. Entonces nos mandan de un lado a otro y ya no sabemos qué hacer", manifestó angustiada.

Otra de las quejas por parte de los vecinos, es que justamente por el mal estado de las calles, que se vuelven un lodazal cuando llueve, se tornan intransitables y son un real peligro para los viven allí.

A su turno, Noelia Otazo otra de las vecinas quen lleva más tiempo viviendo allí, también aseguró que se cansó de efectuar reclamos, todos sin respuesta ni solución.

"Lo peor es que al estar rodeada de todo este monte, hay una cantidad tremenda de bichos. Tengo un nene de tres años y de noche no puede salir al patio porque con tanto yuyales, vienen alacranes, arañas, ratas y víboras", describió.

"Supuestamente el desmalezado de los terrenos, le corresponde a los propietarios. Una vez que se hace la entrega del lote, cada uno debe hacerse cargo de la limpieza, y si no está entregado, es la empresa la que tiene que hacerse cargo, pero al final no dan solución a nadie de ningún modo", señaló Otazo.

También dijeron que en uno de los reclamos a las oficinas del barrio, les dijeron que notificarían a los dueños de lotes mediante correo electrónico.

"Pero mientras ellos no hagan la entrega de todo el barrio, no podemos reclamar al municipio en Obras Públicas, porque no les compete. Esto todavía pertenece al propietario del loteo. Sin embargo nos hablan de un convenio de mantenimiento de calles e iluminación y acá en esta cuadra ni siquiera están los focos", manifestaron.

"Para que nos coloquen un par de focos en las calles, tuvimos que esperar más de dos meses. La mitad de la cuadra estaba sin luz. Sinceramente, tener que hacer tanto reclamos es molesto tanto para nosotros como para ellos", agregaron.

El padecimiento de las lluvias

"Se inunda toda la calle, el agua sube a las veredas y es un lodo blando que no podés pisarlo porque te caés. De hecho yo ya me caí en la esquina; ese día después de una tormenta necesitaba salir de mi casa para hacer una compra, pero hasta eso es un peligro", contó Castellanos ofuscada, a lo que Otazo asintió en silencio.

Piden que les pavimenten de las calles

Por otro lado las vecinos del barrio privado, pidieron la pavimentación de una de las calles que si bien no pertenece al barrio Solares de Benicio, es muy usada para el ingreso y egreso al lugar.
“No pedimos pavimento en todo el barrio, pero al menos en la avenida Cuba (paralela al paseo San Nicolás del barrio Perón), ya que al estar también en mal estado, levanta mucha tierra y piedras por los vehículos que circulan con exceso de velocidad”.
“Encima que no está pavimentado, sufrimos por la imprudencia de la gente. Pasan a mil por hora y no les importa que haya niños jugando en el Paseo o que se cruzan allí”.

En fines de semana es un baño público

Las vecinas denunciaron que llegan grupo de óvenes a orinar.

“Al ver todo descuidado, con los yuyos altos, poca o nada de iluminación, todos los fines de semana ingresa gente en autos y camionetas a orinar en esos baldíos. Hasta vienen en grupo”, contaron indignadas.
“Ya nos pasó varias veces, que al atardecer los sábados y domingos, llegan ebrios y hacen sus necesidades en la calle como si nada”, relataron horrorizadas por la presencia ocasional de sus hijos en las veredas del barrio privado.
“Compramos los lotes con toda la esperanza; nos dijeron que iba a ser el gran barrio privado, que era de primera, que iba a estar todo limpio y seguro, pero resulta que no es así. 
Es un barrio que parece abandonado. Pero apenas llegas a los ingresos al lugar la vista ya te dice”, se quejaron.
“Se suponía que iba a ser el mejor barrio de Rosario de la Frontera. Con todo el sacrificio que implica poder construir una casa, vivimos así, hasta en la plaza está más limpio que acá”, relató una de las vecinas. 
Finalmente expresaron que “necesitamos una respuesta de alguien; ya sea de la Municipalidad o de los dueños del loteo, porque no son condiciones humanas en la que estamos viviendo y eso es un atentado a la salud”, dijeron, seguras de que pueden hacer una denuncia a los responsables.
“Estamos expuestos a todo. A que entren desconocidos, animales y alimañas. Por eso suplicamos a los responsables que tomen conciencia que acá viven seres humanos. Necesitamos como mínimo calles en condiciones por las que se pueda salir o ingresar”.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...