Disney+ saca a “Dumbo” y “Peter Pan” de sus perfiles infantiles por tener contenido racista

 

 

Dumbo (1941) tiene unos cuervos negros que hablan en jerga negra y uno de ellos se llama Jim (crow es cuervo en inglés; Jim Crow, el nombre de las leyes que permitieron la segregación racial en los Estados Unidos). 
En La dama y el vagabundo (1955), unos pérfidos gatos siameses hablan con estereotipado acento asiático (porque son de Siam); algo más sutil que el siamés que toca el piano con palillos chinos en Los aristogatos (1970), pero igualmente feo. Peter Pan (1955) se enfrenta con unos nativos americanos a los que se llama “injuns”, término despectivo para decir indians en los Estados Unidos: ellos a cambio cantan una canción llamada “What Makes the Red Man Red”, Qué hace al pielrroja tener la piel roja.

Las notificaciones 

Llegaron con Disney+, la plataforma que ofrece todo el contenido de los legendarios estudios. El usuario tocaba en el título y un cartel junto a la descripción le avisaba de que iba a ver un producto de otros tiempos, con sensibilidades más gruesas, y que la compañía renegaba ahora de ellos. Cuando la plataforma salió en los Estados Unidos, en noviembre de 2019, esos avisos estaban ahí.
En octubre de 2020 se cambió el mensaje para condenar las películas de forma más tajante: “Este contenido incluye representaciones negativas o tratamiento inapropiado de personas o culturas. Estos estereotipos eran incorrectos entonces y lo son ahora”. Y ahora se dio un paso más.
El usuario que, desde un perfil infantil que oculta contenidos para mayores de siete años, quiera buscar estas películas y otras (Aladdin, El libro de la selva) verá en su lugar únicamente un cartel: “Este título excede la configuración de control parental de tu perfil”. Otras películas para mayores de 6 años, como La Sirenita, sí están.
Así que la conclusión es que el contenido racista desapareció de la versión para menores de la plataforma, de la misma forma que Lo que el viento se llevó se sacó, en los Estados Unidos, de HBO Max por la forma nostálgica en la que mostraba la esclavitud. Luego, la película volvió semanas después, con un cartel explicativo que avisaba del peligro de esas escenas. En el caso de Disney, los adultos aún pueden ver los títulos.

El retiro

Disney+ responde así a una de las cuestiones más espinosas de la era del streaming: qué hacer con los contenidos complejos en la era del acceso libre a los títulos. Tras el escándalo de Lo que el viento se llevó (que, por otro lado, se decidió en pleno auge del Black Lives Matter), varias plataformas hicieron sus pequeñas retiradas. Little Britain desapareció del reproductor online de la BBC porque un personaje se pintaba la cara de negro, como en el blackface estadounidense. Un capítulo de 30 Rock, la comedia de culto de NBC, se retiró del catálogo por el mismo motivo.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...