¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
27 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Paula Bistagnino: "Buscaba exponer la matriz de funcionamiento del Opus Dei"

La periodista publicó una extensa investigación sobre la institución religiosa que le llevó años de un minucioso trabajo de archivo y rastreo de expedientes judiciales.
Viernes, 08 de enero de 2021 00:00

A fines de 2020 se publicó en la revista Anfibia un trabajo de investigación que hizo la periodista Paula Bistagnino en relación con el modo en que funciona el Opus Dei, una institución religiosa que forma parte de la Iglesia Católica y que está presente en Salta.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A fines de 2020 se publicó en la revista Anfibia un trabajo de investigación que hizo la periodista Paula Bistagnino en relación con el modo en que funciona el Opus Dei, una institución religiosa que forma parte de la Iglesia Católica y que está presente en Salta.

El artículo "Las causas judiciales que enfrenta el Opus Dei. Heredero" incluye la descripción del único expediente judicial que encontró contra esta institución en la Argentina, que se inició en 2009 en Salta.

El caso surgió tras la muerte de Francisco Noreiko, un hombre de 81 años que, según sostiene la denuncia, en su lecho de muerte firmó con su huella dactilar un poder en favor de dos miembros del Opus Dei que integraban la Asociación Cultural del Norte (ACN), y actas de donación de las seis propiedades que tenía en la ciudad de Salta y alrededores.

Desde hace 11 años, la causa está abierta, aunque sin avanzar. Tras pasar por la Corte de Justicia, el año pasado volvió a primera instancia de acuerdo a lo que reconstruyó la periodista.

Paula Bistagnino, según reseñó Anfibia, estudió Periodismo en TEA y Comunicación en la UBA. En 2015 ganó la Beca en Periodismo Cultural Gabriel García Márquez.

Nació en Bella Vista, un lugar del conurbano bonaerense que la obsesionó desde chica. Después de muchos años de redacciones, decidió trabajar freelance.

En su artículo, menciona una causa judicial que involucra a miembros del Opus Dei en Salta...

Sí, me sorprendió mucho cuando me enteré del caso (Francisco) Noreiko porque fue después de conocer otro caso que publico en la investigación. Me di cuenta de que era mucho más viejo -tenía 11 años- y no podía creer que yo llevaba más o menos esa cantidad de tiempo investigando sobre el Opus Dei, sumando testimonios y demás y nunca nadie me lo había contado.

Me puse a hacer un poco de archivo y me di cuenta de que casi no había notas sobre el caso, salvo de dos o tres medios de Salta. Ningún medio de Buenos Aires lo había tomado y empecé a buscar con quién hablar. Así, llegué al abogado de la causa y después a la familia de Francisco Noreiko, que vive en Buenos Aires.

¿Qué investigó sobre eso?

Una de las cosas que más me llamó la atención del caso Noreiko es que lleve tanto tiempo sin haber logrado avanzar: 11 años es mucho tiempo para que una causa no avance ni se la cierre. Por lo que yo vi, las pruebas son bastante contundentes como para que no se la pueda cerrar, pero no avanza. No sé si hay una intención de cerrarla o no, pero el procesamiento que hubo en primera instancia fue apelado. Todo esto terminó en un recurso de casación, luego en la Corte de Justicia de Salta y en 2019 volvió a primera instancia.

Otra de las cosas que me llama la atención es que no haya más denuncias... Después de 10 años de encontrar testimonios del Opus y de escuchar un montón de denuncias testimoniales, a veces documentadas pero que no llegan a la Justicia, la de Salta es la única denuncia que encontré activa en la actualidad en la Argentina.

¿Por qué le parece que no avanza ni se cierra?

Fuentes de la Justicia de Salta, después de ver la causa y conocer el caso, me dijeron: "La causa sigue pero está plagada de incidentes".

Cuando pregunté cuáles eran los incidentes, encontré de todo: citas a declaración que tardaron mucho y que cuando se estaban por hacer hubo episodios en los que se cortaba la luz, entre otras cuestiones, y, por supuesto, todas las estrategias judiciales que te puedas imaginar, como presentar recursos y apelaciones. Hay demasiado de esto y muy poco de avanzar.

¿A qué puede deberse esto?

Yo no tengo la respuesta. Es la Justicia la que puede decir eso... Lo que yo buscaba en la investigación, sobre todo, era exponer esto así como mostrar la matriz de funcionamiento del Opus Dei.

Las personas que llevan adelante la denuncia y me refiero sobre todo al abogado, José Chamorro, tienen directamente una sospecha acerca de que la Iglesia Católica y el Opus Dei tienen mucho poder en Salta así como también en muchos lugares y eso hace que, aunque no directamente, quizás ese poder funcione de manera tal que nadie se anima a ir en contra de ellos porque son parte, porque les temen, porque tienen vínculos o por otra cosa... Es llamativo que esta causa no haya avanzado.

Yo decidí no contar los vínculos. Prefería dedicarme a ver lo que había en la Justicia y, en todo caso, quiénes eran las personas que habían actuado en la causa...

Lo que dice Chamorro es muy importante: muchas veces, para pensar el vínculo de la Iglesia, de la Justicia, de la política y la relación de las instituciones con la Iglesia, no hace falta quizás que alguien llame, pida o presione...

Es una institución que tiene mucho respaldo, poder e influencia en nuestra sociedad.

Por lo que le comentó una persona que perteneció al Opus Dei, lo que pasó con Noreiko sería algo habitual...

Hay decenas de denuncias testimoniales. Hay varias en la Justicia en España, donde nació el Opus Dei, y otras que están documentadas pero no llegaron a ningún lado.

Hay muchas denuncias sobre el funcionamiento del Opus Dei vinculado con las herencias. No es la única institución, sino que la misma Iglesia Católica, cuando una indaga de dónde vienen sus bienes, estos fueron donados por el Estado o por privados...

Es raro que la Iglesia Católica compre bienes. Eso es lo más difícil de encontrar.

No está mal que alguien decida donarle a la Iglesia Católica o a otra iglesia si cree que van a estar dirigidos a una buena tarea. Es incuestionable, es legal y está perfecto; no soy quién para meterme con la voluntad de nadie.

Lo que se cuestiona en el caso Noreiko es si él voluntariamente decidió donar su dinero; y no es el único caso, hay varios más.

Quizás el diferencial del Opus Dei es que los miembros numerarios, que son una minoría pero los miembros más plenos, tienen una obligación de testar al ingresar al Opus Dei y una invitación a hacerlo en favor del Opus Dei, que es considerada su familia.

Si son adultos y lo hacen de manera voluntaria, no hay nada para cuestionar, aunque desde los propios testimonios de exnumerarios, lo de la voluntad en muchos casos está por lo menos puesto en duda por ellos mismos, por sentir que no estaban haciendo algo de manera voluntaria.

O sea que al final donan al Opus Dei...

En verdad, cuando hablamos de donar al Opus Dei o de herencias recibidas por el Opus Dei, como en el caso Noreiko, siempre hablamos de asociaciones civiles ligadas al Opus Dei.

Ese es un poco el eje de la investigación: encontrar el funcionamiento de esta institución de la Iglesia católica, que es similar al de otras órdenes, congregaciones e instituciones de la Iglesia: una red de asociaciones civiles -esa es la figura que usan y es legal-, que son las que reciben el dinero y las donaciones que tienen las escuelas, los centros universitarios, las residencias, los centros de retiro y las casas de convivencia.

El Opus Dei, que es una asociación civil también, no posee bienes directamente. El tema es que estas asociaciones civiles -lo reconoció un exnumerario que tuvo cargos jerárquicos- son el Opus Dei.

Esto sucede en otras instituciones de la Iglesia Católica y en eso no hay nada ilegal. La denuncia es porque se duda de que Noreiko haya querido donar a la ACN. El cuestionamiento es si hay legitimidad en esa donación.

Estas asociaciones civiles suelen recibir subvenciones estatales...

Sí, yo esperaba encontrarme con asociaciones civiles que declararan fines religiosos, pero no, son asociaciones civiles que tienen fines educativos, culturales o deportivos.

Usan dos o tres figuras pero no declaran su vínculo con una religión. Tienen colegios, centros culturales y centros de capacitación, que muchas veces están en condiciones de recibir subsidios y financiamiento del Estado y de organismos internacionales.

Suelen tener exenciones impositivas...

Sí, en general las asociaciones civiles tienen beneficios tributarios y no tienen que pagar impuestos por casi nada. Tampoco tienen fines de lucro: se supone que no pueden ganar dinero o que este tiene que ser reinvertido. No pueden repartir dividendos nunca. El dinero se usa siempre dirigido a los fines que declaran. Eso es lícito, lo permite el país y funciona de manera muy similar en casi todo el mundo. La Iglesia Católica y el Opus Dei no son los únicos que usan estas figuras, lo hacen casi todas las instituciones religiosas en la Argentina.

Como te decía, esto no se pone en cuestión, pero lo cierto es que el Opus Dei no declara que está formado por una cantidad de asociaciones civiles que son las que poseen estas instituciones, sino que lo que dice es: "Yo no tengo nada, lo que hay son miembros del Opus Dei que tienen iniciativas a los que nosotros les damos asistencia espiritual". Ellos se desligan de alguna manera de toda responsabilidad de lo que hagan estas asociaciones civiles y creo que por eso la causa de Salta encabeza la publicación de Anfibia: porque la querella acusa directamente a la ACN y al Opus Dei.

Temas de la nota

PUBLICIDAD