Los cerrillanos siguen siendo los protagonista de las picadas a nivel regional

Durante el fin de semana largo se llevó a cabo en de Jujuy, la última fecha del torneo “Tonino Balestrieri”. Se trató del tercer encuentro de un certamen que había quedado trunco a principios del año pasado con la llegada de la pandemia de Covid 19
Es así, que con mucho esfuerzo retornaron las actividades al picódromo convocando a más de 40 vehículos, de los más veloces de la región.  “Fue una alegría inmensa encontrarse de nuevo con pilotos de todos lados. El año pasado se habían disputado dos fechas, pero con la cuarentena se suspendió el campeonato, así que esta, la del último lunes, fue la tercera y definitoria. En 2020 y 2021 sobró tiempo para dedicarnos a los autos, a mejorar su rendimiento y eso se vio en la pista”, contó el cerrillano Darío “Picky” Ocampo, quien se consagró campeón de la categoría Clase 4. Con su Fiat 600 le sobraron los puntos para ubicarse en lo más alto del podio. Vale la pena aclarar, que debajo del simpático e inofensivo aspecto del fitito, se esconde una verdadera fiera con motor turbo de 420 hp, inyección electrónica Mega Spark, pistones lapel y bielas forjadas, que busca devorarse a los rivales en cada picada.

 

El fuego que emana del escape del fitito antes de emprender cada picada arranca verdaderos alaridos de los fanáticos. “Siempre he dicho que me gusta sentirme un demonio arriba del auto y toda esa adrenalina la libero cuando aprieto el acelerador a fondo. Es lo que me ha llevado hasta ahora a ganar varios campeonatos, tanto en Jujuy como en Salta y Santiago del Estero”, contó Ocampo.

 

Pero la cosecha de los cerrillanos no queda allí. También el conocido piloto “Condoro” Ahanduni, resultó en segundo lugar en la categoría Libre, con su VW Saveiro de más de 600 hp. En su pueblo natal la llaman “Tornado”, emulando al caballo negro azabache montado por Guy Williams, en “El Zorro”. Es que briosa como el corcel, la Saveiro hace Willy (cuando un vehículo despega sus ruedas delanteras del suelo) sobre la cinta asfáltica cuando “Condoro” pisa a fondo.

 

Cerrillos sin dudas es cuna de grandes pilotos de picadas, entre ellos el veterano Mauro Fernández, quien en los 90 hizo estragos en los campeonatos salteños con su Chevrolet 250 Super Sport blanco. 

 

En el picódromo jujeño también se consagró otro salteño este año. Se trata de Bernardo Frías, quien resultó ganador de la Categoría Libre, con un VW Gol integral turbo 4x4 de 600 hp, un verdadero bólido.

 

 Fotografía gentileza Picódromo Tonino, de Jujuy    

 


Respecto al futuro cercano, Picky Ocampo adelantó que se encuentra armando un auto nuevo, con chasis nuevo y motor 5 cilindros 2.0 Marea. “Quiero insertarme nuevamente en la Categoría Libre. Voy a invertir toda mi experiencia y todos mis ahorros en este nuevo proyecto. Se que mi mujer lo va a saber entender y se va a alegrar cuando llegue a casa con un trofeo. Hay mucha competencia en este segmento, así que es todo un desafío”, concluyó el cerrillano.

 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...