Salteños por el mundo: Vivir en Australia, un  lugar lleno de contrastes culturales

Irse del país puede ser una decisión muy difícil. Esta situación impone lidiar con el desarraigo, aún en estos tiempos donde existe cercanía digital. El exilio siempre duele, porque el que se va siente que deja un pedazo de su vida anclada en su tierra, familiares y amigos.

Muchos salteños que deciden irse lo hacen empujados por crisis económicas y la incertidumbre que eso genera. Sin embargo, hay una cantidad de personas que eligen radicarse en otro país para vivir un sueño, tener experiencias nuevas, por la necesidad de aventurarse a nuevos desafíos a miles de kilómetros de distancia.

Este es el caso de Micaela Macedo Goytia. Una salteña de 29 años que hace más de dos años decidió emigrar de Argentina. Después de viajar como turista por distintos lugares del mundo -conoció Israel, China, Estados Unidos, Italia- decidió irse definitivamente a Australia en octubre del 2019. Dejó Salta en septiembre, después de un pequeño viaje por la Patagonia chilena, y salió desde Santiago de Chile el 9 de octubre en un vuelo directo a Melbourne.

Ante la pregunta de El Tribuno sobre su decisión de irse, afirmó que quería ahorrar durante un año para poder viajar por el mundo. Sin embargo, la pandemia del coronavirus cambió totalmente sus planes y tuvo que reescribir su destino, que ya estaba marcha.

Actualmente trabaja en una granja solar instalando paneles solares.

 

"Me estaba costando mucho poder ahorrar en Salta, trabajando como arquitecta en más de dos trabajos. Entonces decidí aplicar a la visa de trabajo que ofrece Australia . En un principio la idea era solo por un año y de ahí recorrer el sudeste asiático. Cuando explotó la pandemia todo cambió, la situación en Argentina empeoró y entonces decidí extender mi visa y quedarme más tiempo", expresó Micaela, que por las duras restricciones que se aplicaron en ambos países no pudo regresar.

En sus dos años en esas tierras indómitas, llenas de contrastes y ciudades multiculturales, la mayoría de sus trabajos fueron en restaurantes y hoteles como moza, y hasta trabajó de niñera un tiempo. Ahora está instalando paneles solares en una granja solar, en Victoria, ubicado a tres horas de Melbourne.

Este tipo de trabajos tiene sueldos extremadamente altos si los comparamos con Argentina. Se puede ganar hasta dos mil dólares semanales. "Todos mis trabajos fueron en blanco e incluso con vacaciones pagas en algunos de ellos", explicó.

Coronavirus

Australia durante toda la pandemia supo aplicar confinamientos estrictos por el COVID-19. El gobierno australiano impuso en sus estados medidas de restricciones, principalmente a los desplazamientos domésticos, para evitar los focos de contagio.

"Australia nunca colapsó con la pandemia, pero sí se manejo muy mal con el tema de la vacunación. En estos momentos las grandes ciudades como Melbourne y Sydney siguen en lockdown, con un promedio de dos mil casos por día (la entrevista fue realizada el jueves 14 de octubre). Melbourne es hoy la ciudad que ha transitado la cuarentena más larga del mundo", explicó Micaela.

La salteña contó que la estrategia que tiene el país oceánico es tratar de llegar al 80% de vacunados con la segunda dosis para poder levantar las restricciones el 24 de octubre y empezar a abrir las fronteras.

Estar lejos de su familia, ya de por si no es fácil, lo es mucho más si se desata una pandemia mundial. Los primeros meses de esta crisis sanitaria tuvo "suerte", ya que había viajado al norte de Australia, a una zona remota, para trabajar en un bar de un pueblo minero para así conseguir más días y extender su visado.

"Solo paramos un mes en ese estado y luego siguió todo normal. Nos cuidábamos mucho y el Estado obligaba a todos los trabajadores que se desempeñaban en atención al cliente a hacer cursos informativos sobre el virus. Esto ayudó mucho a controlar la situación", afir mó.

Diferencias con Argentina

Micaela cuenta que la diferencia laboral y económica entre Argentina y Australia "es abismal". "Acá uno vive bien, independientemente del tipo de trabajo que haga. En Australia se puede ahorrar, pagar el alquiler y hasta comprar un auto que son superaccesibles. Otra cosa es la tranquilidad. En los lugares que viví son muy seguros a cualquier hora del día y en cualquier parte", destacó.

Sin embargo, pese a esas diferencias que existen entre ambos países Micaela destacó "dos cosas muy importantes" de Argentina. "La salud y la educación. Tanto en calidad como en accesibilidad para todos, en mi país se destaca ampliamente", afirmó.

Salta

Lo que más extraña de sus pagos, obviamente, son los afectos. Los domingos con la familia, la previa del asado con mates charlando sobre la semana, sus primos, sus tíos, sus abuelas, sus amigos, son sin duda lo "más duro" de estar lejos.

"La verdad que hay veces que se extraña mucho Salta, pero acá la paso entre amigos. Siempre tratamos de juntarnos los domingos o inventarnos algún plan para mantener esa tradición que tenemos allá y que no se haga tan difícil a veces", agregó. En Australia siempre está rodeada de latinos, el idioma siempre es una buena excusa para afianzar los lazos.

"Nos movemos en grupos grandes. Por ejemplo en la granja solar el 80% somos argentinos y nos juntamos después del trabajo a tomar cerveza o sidra, que es muy común acá. Al estar viviendo tan lejos de la ciudad y en pueblos tan chicos siempre el lugar de encuentro es una casa o parques, que siempre tienen parrilla y todas las instalaciones para hacer un asado. Somos también de organizar salidas de trekking. Australia tiene muchísimos parques nacionales increíbles", afirmó.

Al finalizar, comentó que por ahora no tiene en su cabeza volver a Salta, aunque no descarta que eso pase en un par de años. "Por el momento no regresaría, sobre todo por la situación que se encuentra el país. Ahora solamente de visita por unos meses", dijo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...