Esther Rueda: "La Policía se llevó $140 mil y US$ 200"

Esther Ruedas es propietaria de la FM Guapel, la primera radio de frecuencia modulada creada en la localidad fronteriza de Salvador Mazza y esposa de Oscar Gutiérrez, imputado junto a otras 11 personas en la causa de peculado, enriquecimiento ilícito y asociación ilícita que involucra al intendente Rubén Méndez Salazar.

Para Esther, que junto a su hija tiene un comercio y es responsable de la radio, "fue el peor día de mi vida, nunca pensé que íbamos a vivir un momento tan horrible. Vinieron un montón de policías; cuando yo no estaba, se metieron en mi casa y cuando yo llegué porque me llamó el chico que trabaja en la radio que está en mi casa, me encontré con un montón de gente que buscaba documentación, evidencias y plata".

Esther recordó que "me había ido al negocio que tenemos con mi hija cuando el chico que está en la radio que funciona en mi casa me llamó".

""Señora, venga porque hay policías que están entrando a su casa', me dijo. Me volví urgente y los encontré dentro de mi casa. Ni a los narcotraficantes ni a los asesinos le hacen un allanamiento como el que nos hicieron a nosotros. Cuando llegué les pregunté qué hacían dentro de mi casa y me dijeron "tenemos una orden de allanamiento' pero ya estaban adentro".

Dinero del negocio y dólares

La mujer recordó que "comenzaron a revolver papeles de la radio, unos documentos de mi hija que estudia para contadora y le lleva la contabilidad a algunos comercios pequeños de Salvador Mazza. Me preguntaron si tenía alguna documentación de la Municipalidad y les dije que sí, que tengo publicidad tanto del municipio como de la provincia".

"En lo que revolvían encontraron que yo tenía guardado 140 mil pesos y 200 dólares. Les dije que era dinero mío, de mi negocio y que si habían hecho alguna investigación seguramente sabían a qué me dedico. Me incautaron ese dinero y me dijeron que tenía que justificarlo para devolvérmelo".

"Yo lo que les repetía era que si buscaban alguna documentación que fueran al municipio, que hablaran con mi esposo que era funcionario municipal, pero que no podían someternos a semejante vergüenza. Se llevaron unos papeles que son de la radio, otros que son del trabajo de mi hija y mi dinero".

"A mi esposo lo acusaron de enriquecimiento ilícito y es increíble porque ellos mismos ingresaron a mi casa, vieron cómo vivimos. Yo no tengo joyas o lujos. Somos una familia de trabajo. La radio tiene más de 35 años porque la fundó el padre de mi esposo. Pero peor que el poco dinero que se llevaron es la humillación; la vergüenza que pasamos porque lógicamente que en mi casa no encontraron nada que no podamos justificar con nuestro trabajo de toda la vida".

Esther recordó sin embargo que "más allá de esta humillación, tengo la alegría de que mucha gente que nos conoce desde siempre nos llamó, nos dio su aliento y su apoyo. Muchos colegas del periodismo se ensañaron con nosotros, decían que a mí me habían llevado detenida, incomunicada. Todo mentira. Fue un momento horrible que no se lo deseamos a nadie", refirió.

Una camioneta del municipio

Esther Ruedas recordó que a su esposo "la Justicia le imputó peculado, enriquecimiento ilícito y ser miembro de una asociación ilícita. Él en su trabajo se mueve en una camioneta doble tracción pero que es de la Municipalidad y que fue una donación de la Dirección Nacional de Aduanas que nombró al municipio depositario judicial porque el vehículo modelo 2005 fue secuestrado en un procedimiento antidrogas. Hacía un mes que el intendente Méndez lo había puesto a controlar la recaudación del puesto que se encuentra en la entrada de Salvador Mazza donde están Gendarmería, Rentas de la provincia y Rentas municipales. Pero acusarnos de enriquecernos cuando tenemos una vida austera; la radio la fundó mi suegro, yo trabajo con la radio y con mi negocio y vivimos de una forma sencilla, no tiene ningún sentido. Con solo entrar a mi casa cualquier persona con un poco de sentido común se da cuenta cómo vivimos. Yo estoy tranquila porque no tengo ni un electrodoméstico que no pueda justificar, pero la espectacularidad con la que se manejaron y los agravios que escuchamos de algunos periodistas que sí estuvieron presos por delitos horribles fue lo que más nos dolió. Hasta mi teléfono se llevaron, pero ahora esperamos que nos devuelvan el dinero de mi negocio y los 200 dólares que eran nuestros ahorros", expresó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...